LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DEL SECTOR AGRARIO ESPAÑOL. Hacia una agricultura digitalizada en una sociedad digitalizada

(GUÍA DIGITAL DE COAG)

Las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están cambiando nuestra economía y nuestra sociedad. El mundo de internet, basado en el manejo en tiempo real de información digitalizada, está creciendo de forma exponencial y ocupa cada día, un mayor porcentaje de nuestra vida. Es el llamado mundo virtual, en el que nos sumergimos para trabajar, ocupar nuestro tiempo de ocio o mantener las interacciones sociales.  Especialmente, para los más jóvenes, es su entorno natural, pasando la mayor parte de su tiempo en este mundo virtual de una u otra forma.

Estos cambios resultan disruptivos para los modelos de negocio tradicionales, obligando a las empresas, en un primer momento a una adaptación al nuevo entorno, pero en una segunda fase a realizar un cambio radical en su modelo de negocio si quieren sobrevivir. De hecho, en 2018, la clasificación de empresas con mayor capitalización bursátil mundial está liderada por las grandes empresas tecnológicas de EEUU y China, postergando a los sectores económicos tradicionales. En la tabla adjunta podemos observar una comparativa de las 10 mayores empresas del mundo por capitalización bursátil entre los años 2008 y 2018.

Esta revolución tecnológica está obligando a las empresas y a todos los sectores económicos a acometer la transformación digital, que supone básicamente comenzar a trabajar de otra manera, incorporando en los distintos procesos todas las posibilidades que ofrecen las TIC para el manejo de grandes volúmenes de datos. Lo más importante de todo este cambio disruptivo no es la incorporación de nuevas tecnologías a nuestra empresa o sector, sino el profundo impacto de esta nueva forma de trabajar sobre el modelo de negocio, la organización de las empresas, los procesos de producción, las habilidades necesarias y las relaciones con nuestros clientes y proveedores. Todo ello para aprovechar de forma estratégica las oportunidades que las nuevas tecnologías digitales nos brindan y estar preparados para los cambios actuales y futuros en la sociedad y la economía.

Por tanto, la transformación digital es importante para el conjunto de la economía y la sociedad, y en concreto también para el agro español. Existe un claro interés en la Unión Europea por esta materia. Es una de   las   principales   cuestiones   de   futuro   y   así   ha   quedado   patente   en   diversos   documentos y posicionamientos. Por ejemplo, la Comisión Europea en la Comunicación “El futuro de los alimentos y de la agricultura”1 ha definido cuatro retos para la agricultura europea en el horizonte 2020: conseguir un sector agrícola  inteligente  y  resiliente,  aumentando  el  valor  añadido;  reforzar  el  cuidado  del  medio  ambiente  y  la acción  climática;  fortalecer  el  tejido  socioeconómico  de  las  zonas  rurales y abordar las  expectativas  de  la sociedad con respecto a la producción sostenible de  alimentos,  en  particular  en  lo  que  respecta  a  la inocuidad y calidad de los alimentos, el medio ambiente y las normas de bienestar animal. A su vez, afirma que “el desarrollo tecnológico y la digitalización permiten dar grandes pasos en el ámbito de la eficiencia de los recursos, reduciendo el impacto de la agricultura en el medio ambiente y el clima, aumentando la resiliencia y la salud del suelo y reduciendo los costes para los agricultores. No obstante, la adopción de nuevas tecnologías en la agricultura sigue estando por debajo de las expectativas y no está presente en la misma medida en toda la UE; hay una necesidad específica de abordar el acceso a la tecnología de las explotaciones pequeñas y medianas”. Por este motivo, la UE propone la necesidad de un cambio hacia una agricultura apoyada en el conocimiento, sobre la base de la investigación y la innovación, poniendo el foco en llevar el proceso a las explotaciones medianas y pequeñas.

Incluso, más concretamente, en la propuesta de la Comisión para una nueva PAC se establece que las ayudas han de tener como objetivo transversal la modernización del sector a través del fomento y la puesta en común del conocimiento, la innovación y la digitalización en las zonas agrícolas y rurales y promover su adopción2.

Para afrontar con éxito los retos de la agricultura del futuro, necesitamos un cambio en el paradigma actual, con  el  objetivo  de  conseguir  una  actividad  agraria  sostenible  en  todas  sus  facetas:  una  producción suficiente, diversificada y adaptada al mercado, de alta calidad, gestionada a través de una cadena agroalimentaria más coordinada, transparente y equitativa, que permita un ingreso justo y digno a los agricultores y con un proceso de producción respetuoso con el medio ambiente (con una gestión eficiente de  los  recursos  de  suelo,  agua  y  aire,  protegiendo  la  biodiversidad  y  reduciendo  las  emisiones  que contribuyen al cambio climático). La transformación digital se configura en este marco, como un elemento clave para conseguir establecer el nuevo paradigma de la agricultura sostenible.

El reto consiste en dotar de protagonismo al agricultor y a la agricultora en este proceso de transformación digital que, de realizarse de la manera adecuada, debería servir para mantener el modelo europeo de agricultura, con agricultores profesionales a pie de explotación, favoreciendo una mejora de la rentabilidad por reducción de costes (disminuyendo el uso de insumos, energía y agua) y por incremento de productividades, en cantidad y calidad, pero además permitiendo mejoras en la calidad de vida, rompiendo la brecha del medio urbano con el rural y en el impacto de la actividad sobre el medio ambiente.

El grado de implantación de estas tecnologías aún es incipiente. Todavía es pronto para hablar de adopción por parte de los agricultores y agricultoras,  aunque  haya ejemplos destacados y necesarios,  pero  no debemos dormirnos para evitar que nuestro modelo social y familiar de agricultura se quede obsoleto. Esta situación es lógica ya que a la tecnología le queda camino por recorrer en cuanto las utilidades que se pueden ofrecer y en cuanto al retorno de las inversiones a realizar. Por otro lado, aunque el sector agrario es innovador por naturaleza, también necesita un tiempo de adaptación a lo que se nos viene encima. Ahora estamos en pleno proceso de posicionamiento. Podríamos decir que estamos intentando alcanzar la primera posición para cuando se dé la salida, y cuando la adopción de la tecnología tenga un carácter exponencial estar en la vanguardia. En ese momento sería fácil quedarse atrás si no hay un caldo de cultivo suficiente para avanzar. También necesitamos que las empresas y el sector científico estén en la punta de lanza y, en definitiva, generar un ecosistema propicio para cuando llegue la oportunidad.

En el contexto actual se dan las condiciones para que se produzca un importante impulso en la transformación digital del sector agrario y alimentario,  en  base a dos factores que han sido identificados por el GRUPO FOCAL sobre digitalización y Big Data en el sector agrario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA)3.

1º.- La existencia de tecnologías habilitadoras digitales:

a). Internet of the Things  (IoT)  (“Internet de las Cosas”  en  español):  se basa en la conexión permanente de los objetos cotidianos entre sí y con repositorios donde ‘depositan’ la información y los datos relevantes que recogen de su entorno para su análisis posterior.  Por tanto,  podría entenderse como las capacidades ampliadas de los productos inteligentes y conectados y los datos que generan lo que está iniciando una nueva era.

b). Big Data: actualmente ya se está generando una gran cantidad y variedad de datos por diferentes dispositivos. Big Data es un término que describe el gran volumen de datos veraces, tanto estructurados como no estructurados, que no puede ser procesados o analizados utilizando procesos o herramientas tradicionales, dado que requieren una gran velocidad. Permite analizar los datos procedentes de fuentes diversas (variedad) que conduzcan a la mejora de los procesos de toma de decisiones.

c). Blockchain: de forma sencilla, es una combinación de tecnologías que permiten actuar como notario en el proceso de intercambio de datos entre varias partes. Ofrecen un sistema seguro de registro de transacciones en una base de datos digital que elimina terceros intermediarios, reduce los costes de transacción, y permite transacciones más rápidas e incluso en tiempo real, asegura entradas de datos inmutables y proporciona acceso a la base de datos para todos los participantes en la red.

d). Inteligencia Artificial  (IA): es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas. Su uso combinado con otras tecnologías habilitadoras refuerza las oportunidades para ofrecer servicios de valor al sector agrario.

e). Realidad Virtual (RV): es una simulación artificial o una recreación de un entorno o situación de la vida real. Sumerge al usuario haciéndole sentir que está experimentando la realidad simulada de primera mano, principalmente estimulando su visión y audición. Esta tecnología se está utilizando de forma experimental para acciones demostrativas y formativas fundamentalmente dirigidas a asesores agrarios y agricultores,  de  forma que se puedan observar de forma directa simulaciones de operaciones agronómicas a realizar en las explotaciones.

f).  Realidad Aumentada  (RA):  es una tecnología que permite superponer elementos virtuales sobre nuestra visión de la realidad. La realidad aumentada es la mezcla del entorno real con el virtual en un dispositivo tecnológico (Smartphone, Tablet, etc.).

g). “Cloud computing” o “Procesamiento en la nube”: también llamada “la nube” es un modelo para permitir el acceso ubicuo, a conveniencia y bajo demanda a un conjunto compartido de recursos informáticos configurables en internet (por ejemplo, redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios).

2º.- La puesta a disposición del sector de tecnologías accesibles y fiables.

a). Programa Copernicus y su familia de satélites Sentinel. Permite disponer de imágenes de satélite y de sensores remotos avanzados. De hecho, el Servicio de Monitoreo de la Tierra de Copernicus (CLMS),  proporciona información geográfica sobre la cobertura del suelo y sobre variables relacionadas, por ejemplo, con el estado de la vegetación o el ciclo del agua. Admite aplicaciones en una variedad de dominios como la planificación espacial, la gestión forestal, la gestión del agua, la agricultura y la seguridad alimentaria.

b). Sistemas de navegación global.

c). Drones.

d). Sensores.

e). Robots.

Asimismo, el GRUPO FOCAL sobre digitalización y Big Data en el sector agrario del MAPAMA ha identificado a los principales actores y roles implicados en la transformación digital del sector agrario y alimentario en España.

I.- Sector (agricultores,  ganaderos, cooperativas, empresas agroalimentarias, otras empresas del medio rural): representan el papel central, no se puede desarrollar con éxito ninguna iniciativa sin tener en consideración la visión del sector y sin abordar procesos de coͲdesarrollo de las tecnologías y servicios con la participación directa de estos agentes.  Las organizaciones agrarias y las cooperativas tienen un importante papel que desempeñar como agregadores   de datos y agregadores de la demanda de tecnología y servicios.

II.- Empresas tecnológicas. Este sector,  en  cierto modo nuevo en su interacción con los distintos actores que operan en el sector agroalimentario y forestal y el medio rural, tienen un papel fundamental en el codesarrollo de las tecnologías y servicios que permitan responder a   las demandas e inquietudes del sector, actuales y futuras, y la conformación de un ecosistema digital innovador para el sector.

III.- Administraciones públicas: se les atribuyen roles vinculados fundamentalmente a los datos.  El fomento del uso de datos públicos como palanca para la digitalización del sector y como garante de la calidad y confiabilidad de los datos como premisa básica para su uso y análisis será determinante. También han de jugar un papel determinante en velar/acompañar por la inclusión del modelo profesional y familiar de agricultura europea en el proceso de transformación digital.

IV.- Las entidades de asesoramiento agrario se vieron identificadas con los roles de facilitadores y también con los orientados a identificar los problemas y soluciones en las explotaciones agrarias. En este sentido hay que destacar el papel de los asesores agrarios en el codesarrollo de tecnologías y servicios, y algo fundamental: en el proceso de formación continua.

V.- Investigación y formación (universitaria, profesional y continua). Los actores procedentes de la academia y la investigación, además de los roles tradicionales orientados a la generación del conocimiento e innovación, y en la formación (reglada y no reglada), se ha podido identificar el rol de potenciador de los efectos de red de gran relevancia para incentivar el proceso de digitalización del sector.

VI.- Las entidades de la cadena agroalimentaria:  proveedores, industria y distribución. El nuevo ecosistema digital implica colaboración e interoperabilidad  (intercambio y análisis conjunto de datos) en el seno de la cadena agroalimentaria, generando un nuevo modelo de negocio agroalimentario en el que el aprovechamiento conjunto de información y datos aporta valor al producto final y posibilita un proceso de innovación continuo. En consecuencia, las relaciones entre los agentes de la cadena alimentaria tendrán que ser necesariamente mucho más profundas y complejas. En este capítulo, también es destacable el papel de las entidades de financiación para posibilitar el acceso a las inversiones necesarias para la digitalización.

Comunicación COM(2017)713 final de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones “El futuro de los alimentos y de la agricultura”

2Artículo 5 “Objetivos  Generales” de la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y  del Consejo por el que se establecen normas en relación con la ayuda a los planes estratégicos que deben elaborar los Estados miembros en el marco de la política agrícola común (planes estratégicos de la PAC), financiada con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), y por el que se derogan el Reglamento (UE) n.º 1305/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo y el Reglamento (UE) n.º 1307/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo (COM(2018) 392 final)

3En el marco de la EIPͲAGRI, el MAPA decidió lanzar un Grupo Focal sobre digitalización y big data en el sector agroalimentario y forestal y en el medio rural. El principal objetivo de este Grupo Focal ha sido explorar soluciones prácticas innovadoras que respondan a problemas u oportunidades vinculadas a la digitalización del sector agroalimentario, forestal y el medio rural

La FAO considera que ha llegado la hora de hacer la revolución digital y acelerar la innovación de la agricultura

Ha llegado la hora de acelerar la innovación en la agricultura, y hacerlo de manera tal que suponga mejoras para los cientos de millones de personas que producen la mayor parte de los alimentos del mundo en explotaciones familiares, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

“La FAO trabaja con las innovaciones digitales, con nuevas aportaciones para los agricultores en las zonas rurales. Necesitamos una buena gobernanza y políticas adecuadas que sirvan de apoyo, por lo tanto, la FAO ayuda también a los países a acceder a estas nuevas tecnologías para promover la digitalización en la agricultura”, aseguró Graziano da Silva al intervenir ante ministros de Agricultura de más de 70 países y representantes de instituciones como el Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Africano de Desarrollo, reunidos para un encuentro de alto nivel en Berlín.

Garantizar que las tecnologías digitales transformadoras no dejen a nadie atrás significa encontrar maneras de permitir que los pequeños productores rurales -incluidos los jóvenes-las  puedan aprovechar, aumentar su productividad y mejorar su acceso a los mercados, aseguró el responsable de la FAO a los asistentes al Foro Mundial sobre la Alimentación y la Agricultura, (GFFA, por sus siglas en inglés) centrado este año en el potencial de la contribución de la tecnología digital al futuro de la agricultura.

Las tecnologías digitales permiten un amplio alcance con apenas inversión o recursos, lo que puede mejorar el acceso de los pequeños agricultores a los mercados, que es fundamental.

La FAO ha estado promoviendo el desarrollo de soluciones digitales que pueden encontrarse a nivel local de manera fácil, barata y sostenible, y en particular se enfoca en áreas como los servicios de extensión, información meteorológica, control de plagas y enfermedades, información sobre los mercados, seguros, gestión de recursos naturales y programas de protección social.

También resultan esenciales las inversiones que involucren a los jóvenes -como actores comprometidos y no solo como beneficiarios- en especial en África subsahariana donde la población y las necesidades alimentarias crecen rápidamente, añadió Graziano da Silva.

El Director General anunció además que la FAO -junto con el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Banco Mundial- comenzará a preparar una evaluación de impacto técnico sobre qué hacen los países en el campo de la digitalización, para informar a los responsables de las políticas sobre la tarea que queda por delante, asegurando que “el trabajo comenzará de inmediato”.

Labor de la FAO

La FAO cuenta con numerosas iniciativas que buscan aprovechar las tecnologías emergentes para hacer frente a los desafíos que afectan a los pequeños agricultores, los jóvenes y los retos asociados a las cuestiones de género en el mundo en desarrollo.
Por ejemplo, la FAO ha sido pionera en el uso de drones aéreos no tripulados para mitigar los riesgos para la agricultura en las Filipinas, controlar la amenaza de la plaga de langostas y contribuir a cartografiar y vigilar de forma avanzada los bosques, lo que ha sido posible gracias a plataformas geoespaciales como OpenForis.

Otro ejemplo, la iniciativa Un millón de cisternas para el Sahel busca promover los sistemas de recolección y almacenamiento de agua de lluvia para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional local y mejorar el acceso al agua potable, a la vez que se incrementan las oportunidades locales de empleo e ingresos, siguiendo el exitoso ejemplo de Brasil.

Destacan igualmente las cuatro aplicaciones para teléfonos inteligentes lanzadas por la FAO en Ruanda y Senegal que ofrecen a los usuarios información en tiempo real sobre el control de enfermedades y estrategias para la alimentación del ganado, nutrición, previsiones meteorológicas y calendarios de cultivo, y permite a los agricultores obtener directamente datos sobre los precios del mercado para sus productos e insumos agrícolas. Las aplicaciones se han diseñado teniendo en cuenta las condiciones locales, como los niveles de alfabetización, la conectividad y los idiomas que se hablan en la zona.

En respuesta a la llegada a África del gusano cogollero del maíz -especie invasora capaz de arrasar cultivos alimentarios esenciales como el maíz- la FAO introdujo rápidamente una aplicación que permite a los agricultores subir información de sus fincas para reforzar los sistemas y estrategias de alerta temprana, y otra que, a través de la tecnología de voz y capaz de trabajar incluso sin conexión, puede confirmar rápidamente si el insecto es responsable del daño en los cultivos.

Otras iniciativas utilizan la tecnología digital en formas innovadoras para mejorar los medios de vida sostenibles de las comunidades de pescadores en pequeña escala. La FAO trabaja en forma directa con empresas del sector privado para compartir los frutos de la revolución digital, en particular con Google para hacer más accesible la cartografía geoespacial y con Telefónica para optimizar el uso eficiente del agua y los conocimientos sobre nutrición en América Central.

La FAO ha celebrado además una importante conferencia y un hackathon en Ruanda para alentar a los jóvenes talentos locales a participar e influir positivamente en los cambios de un mundo en crisis. Más de 100 propuestas de 22 países de África dieron testimonio del interés y el dinamismo compartidos.

Urge digitalizar la agricultura para asegurar la alimentación del mundo, aseguran los responsables del campo en los principales países productores

Los ministros de Agricultura de 74 países, participantes en el Foro Global para la Alimentación y la Agricultura (GFFA), se comprometieron a impulsar la digitalización del campo como parte de la estrategia común para un desarrollo agrícola sostenible y adaptado al consumidor actual.
“Se precisan soluciones inteligentes para garantizar un abastecimiento alimenticio acorde con los estándares sanitarios”, apunta el comunicado final pactado entre los asistentes a esa reunión, celebrada en paralelo a la Semana Verde -“Grüne Woche”-, la gran feria agropecuaria que se celebra en Berlín.
La población mundial se ha duplicado en los últimos 50 años, prosigue el documento, y la producción global se ha triplicado gracias a los avances tecnológicos, lo que no evita que 821 millones de personas en todo el mundo padezcan hambre y 2.500 millones sufran déficit alimentario.
La digitalización del campo debe contribuir a aumentar la producción agrícola, especialmente en aquellas zonas rurales donde se precisa un desarrollo “más eficiente” que contribuya a minimizar esos desajustes.
El texto fue adoptado tras la ronda de sesiones ministeriales abiertas por la canciller alemana, Angela Merkel, junto con el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan.
Fue un foro “eminentemente consultivo”, recordó el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación español, Luis Planas, asistente a las sesiones junto con otros titulares europeos, latinoamericanos y del resto del mundo.
“Se trata de la más importante reunión a nivel de ministros del mundo”, añadió Planas, que permite “complementar” los encuentros regulares que, a escala europea, mantienen los titulares con colegas con intercambio “menos fluidos” con el resto, sea en el marco del G-20 u otros ámbitos multilaterales.
España ocupa, en cuanto a desarrollo digital, “un buen puesto”, en el conjunto de la UE, ya que un 71% de su población tiene acceso a banda ancha de internet, dijo el ministro, para lamentar que este alto porcentaje no se corresponda con el existente en medios rurales, donde se sitúa en apenas un 21%.
“El Gobierno de España es plenamente consciente de la importancia de impulsar la digitalización en el mundo rural, avanzar en la competitividad y sostenibilidad, así como superar la brecha digital entre el mundo rural y el urbano”, recalcó Planas.
El objetivo es que la banda ancha alcance a un 90% de la población en los próximos dos años, pero en lo que compete al campo hay que superar aún muchos desniveles.
“Luchar contra la llamada España vacía o despoblación progresiva del ámbito rural pasa por digitalizar el campo”, sostuvo Planas ante medios españolas, al término de las sesiones ministeriales.
“Sin acceso a la banda ancha no es posible lograr ese desafío”, prosiguió, para recordar que aquellos puntos dónde más álgida es la despoblación es dónde más pesa la brecha digital.
Coincidiendo con esta feria, desfilaron por el centro de Berlín alemana centenares de tractores y unos 35.000 manifestantes, según cifras policiales, para reclamar una agricultura más ecológica.
“Estamos hartos de la industria agrícola masificada”, era el lema de la convocatoria, lanzada por organizaciones medioambientales y cooperativas del sector y cuyo punto de concentración era la emblemática Puerta de Brandeburgo.

La agricultura conectada con herramientas digitales será la protagonista de las jornadas técnicas de la feria Agraria 2019 en Valladolid

La economía circular y agricultura conectada serán dos de los temas que se abordarán en las conferencias que tendrán lugar en el marco de la feria Agraria a partir del próximo 30 de enero. El coordinador de estas jornadas, el profesor Luis Márquez, señala que se analizarán con detalle algunas de las opciones en las que se obtendrían beneficios significativos como las relacionadas con el riego solar o la utilización de purines como complemento a la fertilización mineral.

El calendario de ponencias comenzará el miércoles 30, a las 17.00 horas, con la conferencia y mesa redonda sobre agricultura de conservación, organizada por la Asociación Vallisoletana de Agricultura de Conservación (AVAC) y Empresa Agraria.

AVAC, asociación fundada en 2002, tiene como principales objetivos fomentar el desarrollo, docencia e investigación relacionados con las técnicas de cultivo que hagan posible conservar el suelo agrario y su biodiversidad. Según la FAO, la agricultura de conservación comprende una serie de técnicas que tienen como objetivo fundamental conservar mejorar y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales, mediante un manejo integrado del suelo, agua, agentes biológicos e insumos externos.

La agricultura de conservación incide en suelos, aire y uso del agua. Y la práctica de esos suelos se traduce en menor erosión, incremento de la fertilidad natural del suelo, mayor biodiversidad, menor emisión de CO2 a la atmósfera, mayor capacidad de retención de agua, menor contaminación de aguas superficiales, etc. según explica AVAC.

El jueves 31, a las 10.00,  Luis Márquez, doctor ingeniero agrónomo, pronunciará una conferencia sobre “La economía circular aplicada a la agricultura” en la que expondrá actuaciones específicas para potenciar este modelo así como los procesos en los que se puede intervenir.

A continuación, responsables de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León y del Instituto Tecnológico Agrario (ITACYL)  hablarán sobre “Aplicación de purines como complemento de la fertilización mineral”, en concreto sobre la normativa vigente y los aspectos agronómicos y ambientales. Este bloque concluirá con la ponencia sobre “Utilización de la energía solar en las instalaciones de riego”. Actuará como moderador el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León y Cantabria, Ignacio Mucientes.

También el jueves 31 tendrá lugar una jornada promovida por Asaja sobre la promoción del liderazgo de la mujer en el campo, en la que intervendrán agricultoras y ganaderas de las nueve provincias de Castilla y León.

El viernes 1 de febrero se hablará sobre “El futuro que viene: producir más con menos”. A las 10.15 la empresa Agrícola Castellana realizará una aplicación práctica en tiempo real de control de máquinas por internet, con diferentes tractores trabajando en el campo y uno de ellos en el exterior de la Feria.

Visual Green, por su parte, hablará sobre “La agricultura conectada: el cuaderno de campo electrónico conectado” y, finalmente, Isagro disertará sobre “La sanidad vegetal en el viñedo”.

El sábado 2 de febrero será el turno de “La PAC 2019, los arrendamientos rústicos y las cesiones de derechos”, promovida por Agronews Castilla y León.

AGRICULTURA DIGITAL: El agricultor debe prepararse para recoger, almacenar y manejar multitud de datos

 

INTRODUCCIÓN (Guía Digital de COAG)

Las nuevas herramientas tecnológicas, como el blockchain, el big data, la inteligencia artificial, la sensorización,  la  robótica,  la  teledetección  o  el  “internet  de  las  cosas”  afectan  a  todos  los  sectores económicos y, en el caso de la agricultura, su impacto será tan profundo que cambiará radicalmente la producción de alimentos y el funcionamiento global de la cadena de valor, con la aparición de modelos disruptivos de negocio agroalimentario e induciendo profundos cambios estructurales.

Las tecnologías de la digitalización permiten el tratamiento de grandes volúmenes de datos. Los datos constituyen la materia prima para que diversas aplicaciones puedan ayudar al productor en la optimización de la toma de decisiones y permitir así la mejora de la rentabilidad, de la calidad de los productos, del medio y de la calidad de vida de los hombres y mujeres del campo.

Tenemos que prepararnos para recolectar, almacenar y procesar grandes volúmenes de datos de diferentes orígenes y, a partir de aquí, desarrollar aplicaciones capaces de responder en tiempo real a nuestros requerimientos.  Las aplicaciones convierten información en conocimiento y permiten a los agricultores tomar decisiones mucho más precisas en relación a sus cultivos y animales, evolucionando desde una agricultura intuitiva a una agricultura científica.

Es un gran reto para el sector agrario, con grandes oportunidades, pero también riesgos y amenazas para nuestro modelo de agricultura y alimentación. Desde nuestra perspectiva, cuando hablamos de transformación digital,  hablamos  de situar al agricultor en el centro del proceso y convertirlo en protagonista del mismo.

Por tanto, la transformación digital es importante para el conjunto de la economía y la sociedad, y en concreto también para el agro español. Perder el tren de la digitalización implica quedarse atrás en la optimización de los procesos que tienen lugar en una explotación agraria, lo que supone una pérdida de competitividad que dejaría a dichas explotaciones fuera del mercado en pocos años. Una transformación digital adecuada debería servir para mantener el modelo europeo de agricultura, basada en explotaciones familiares y profesionales,  el modelo mayoritario en la Unión Europea y el que más beneficios genera desde cualquier punto de vista.

Es por ello que en COAG consideramos la innovación en general, y la digitalización del sector en particular como en un área estratégica y prioritaria para alcanzar un futuro adecuado para la actividad agraria en nuestro territorio, de tal manera que la transformación digital sea algo accesible a todas las explotaciones agrarías y ganaderas, independientemente de su tamaño o dimensión.

No arar las parcelas de cereal en secano durante el verano reduce costes y mejora el control de las malas hierbas

 

 

LAS HORMIGAS AYUDAN A CONTROLAR LAS MALAS HIERBAS EN CEREAL

Dejar de labrar los campos de cereal de secano en verano, después de la cosecha, puede incrementar la depredación de semillas de malas hierbas recortando al mismo tiempo gastos en carburante y mejorando la calidad del suelo y la retención de agua. Evitar remover la tierra protege la distribución de nidos de las hormigas granívoras , una especie recolectora y granívora que ayuda a reducir las semillas de estas plantas de manera natural. Así lo afirma una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Lleida (UdL) y la Penn State University (Estados Unidos), publicada este mes en la revista Biological Control .

Detalle de hormigas granívoras recolectando semillas de hierba silvestre (Avena fatua) a la entrada de un nido. Foto Universidad de Lleida

Joel Torra, Aritz Roy y Jordi Recasens, investigadores del grupo de Malherbologia y ecología vegetal de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria (ETSEA) han trabajado conjuntamente con una ex miembro del grupo, Bárbara Baraibar -actualmente a Pennsilvània- y con el profesor de la UdL, Carles Comas, del grupo de Criptografía y grafos . Los expertos han analizado durante tres veranos la cifra, tamaño y distribución de las colonias de hormigas en siete fincas del Segrià, la Noguera, Urgell y el Pla d’Urgell.

Los participantes en la investigación han utilizado la tecnología GPS para marcar los nidos y han analizado los datos utilizando herramientas estadísticas espaciales derivadas de la teoría de los procesos puntuales. “Es genial poder ver la diferencia espacial entre las diferentes fincas. Hay mucha variabilidad entre los campos, por lo que pudo ver un patrón es emocionante”, dice Baraibar.

Los resultados señalan que la labrada no afecta el número de colonias de hormigas, pero sí su tamaño y su distribución. En los terrenos donde se ha removido el suelo, los nidos son más pequeños y están repartidos de manera aleatoria, reduciendo así la recolección de semillas de malas hierbas por parte de los insectos, que habitualmente buscan alimento en un radio de unos 30 metros alrededor de la colonia. En los suelos no se han labrado, la distribución de los nidos es más uniforme, lo que fomenta la depredación de estas semillas y un mejor control de las malas hierbas de manera natural.

Los nidos más grandes pueden recoger, almacenar y finalmente consumir grandes cantidades de semillas de malas hierbas, reduciendo las potenciales infestaciones de los campos. Las hormigas recolectoras también pueden ayudar a los agricultores en el manejo de especies de malas hierbas resistentes a los herbicidas, como el palmito ( Lolium rigidum) , aseguran los investigadores.

Los resultados muestran que disminuir la perturbación del suelo puede promover una distribución de nidos más regular y “puede ser una estrategia potencialmente poderosa para aumentar las poblaciones y las tasas de remoción de un agente de control biológico nativo y eficaz”. Mientras que arar en otoño ayuda a los agricultores a preparar sus campos para la siembra, los investigadores no creen que hacerlo en verano sea tan beneficioso. “Agronómicamente, no estoy segura si esta labrada tiene mucho sentido”, afirma Baraibar. “Probablemente estás perdiendo capacidad de retención de agua y estás enterrando todas las semillas de malas hierbas, por lo que ya no están disponibles para las hormigas”, explica.

La tecnología digital permite disponer del resultado de las peritaciones en tiempo real para agilizar el pago de los seguros agrarios

 

La finalidad de esta entrevista es dar a conocer cómo ha cambiado el trabajo que desarrollan los Técnicos de AGROSEGURO en su día a día, gracias a las nuevas herramientas digitales que están revolucionando muchas de las áreas de trabajo vinculadas al sector primario.

LA AGRICULTURA DIGITAL.- ¿Cómo se efectúa la localización exacta de un siniestro y en qué herramientas tecnológicas se apoyan actualmente para esta labor?

JOSÉ IGNACIO GARCÍA.- AGROSEGURO, una vez recibido un siniestro realiza un encargo telemático a los peritos. Estos encargos son descargados en la herramienta fundamental de la tasación que es la Tablet PC. Desde aquí y mediante otras aplicaciones informáticas los peritos incorporar la imagen y localización exacta de las parcelas a visitar de acuerdo con el SIGPAC en su teléfono móvil. De esta manera se localiza de manera exacta la parcela objeto de peritación.

LAD.- ¿Tienen a su disposición algún dron? Si es así, ¿Qué funciones les permite desempeñar este tipo de aparatos y con qué grado de eficacia? ¿Cómo se hacía antes de que surgiera esta tecnología?

J.I.G.- AGROSEGURO está llevando a cabo estudios y proyectos de desarrollo con distintas empresas e incluso con universidades para desarrollar esta tecnología. Las aplicaciones de los drones pueden ser importantes en el futuro, especialmente en siniestros como incendios e inundaciones que requieren mediciones exactas y la visualización de zonas que no resultan accesibles por otros métodos. También se están desarrollando proyectos para aforos de frutales e incluso para evaluación de daños de distintos riesgos en cultivos variados como frutales o herbáceos.

LAD.- En lo que respecta a la gestión, valoración y toma de decisiones sobre siniestros, ¿Con qué tipo de software trabajan y en qué ha mejorado su eficiencia?

J.I.G.- Se trabaja con software propio para la gestión de los siniestros. Tenemos desarrollado un potente software de encargos de trabajo y aplicaciones informáticas de desarrollo propio que permiten trabajar mediante Tablet PC. La mejora fundamental es poder encargar las peritaciones y disponer de la información sobre los resultados de las mismas en tiempo real. Esto es muy importante para la planificación de los trabajos y redunda en un beneficio inmediato para los agricultores ya que permiten agilizar los pagos de los siniestros.

LAD.- ¿En qué otros aspectos las nuevas tecnologías les habrían permitido mejorar los resultados obtenidos en las operaciones más comunes que llevan a cabo en su trabajo?

J.I.G.- AGROSEGURO realiza un continuo seguimiento de las innovaciones en tecnología y de sus posibles aplicaciones en las tasaciones. Cada día es más necesario que el servicio que se presta a los asegurados sea óptimo tanto en el tiempo de ejecución de las tasaciones como en el pago de los siniestros. Por ello, para estar en la vanguardia se realizan contratos de colaboración con distintas entidades públicas y privadas que desarrollan proyectos que permitirán con el tiempo obtener el mejor rendimiento de las nuevas tecnologías.

LAD.- ¿Qué ayudas tecnológicas aún no disponibles podrían ser necesarias en un futuro en su dinámica de trabajo y para qué tareas en concreto?

J.I.G.- Las áreas en que más se está trabajando en la actualidad se basan en el uso de satélites (teledetección). Además, se comienza a vislumbrar la gran importancia que van a tener en el futuro el conocimiento que nos puede aportar la inteligencia artificial.

Trece empresas compiten en el concurso de Máquinas Innovadoras de Agraria’19 con equipos que impulsan la agricultura de precisión o la producción sostenible

El Concurso de Máquinas Innovadoras de la feria AGRARIA cuenta en esta edición con la participación de trece empresas expositoras, que han inscrito 16 equipos empleados en diferentes tareas agrícolas y ganaderas, desde tractores hasta desbrotadores, sistemas de suspensión para segadoras, cargador eléctrico, etc.

El objetivo de este concurso no es otro que distinguir aquellas máquinas que ofrecen mejoras, respecto a modelos similares, en cuanto a calidad del trabajo y prestaciones y “hacerlas visibles” para los visitantes entre los centenares de equipos que se expondrán en AGRARIA a partir del 8 de febrero próximo.

El jurado calificador, que se reunirá el 7 de febrero, está formado por Luis Márquez, doctor ingeniero agrónomo, que actúa como presidente; Gregorio Palomero, secretario del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León y Cantabria; y como vocales Manuel Betegón, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León y Cantabria; Juan Antonio Boto Fidalgo, profesor de la Universidad de León, Luis Manuel Navas García, vicerrector de la Universidad de Valladolid, y Jesús Mariano Nogales García, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, en el campus de Palencia.

Las empresas participantes en el Concurso de Máquinas innovadoras son:

STÉ EMILY – Pabellón 4 / stand 404

AM 317 máquina autopropulsada multifución (carga, encama, rapa, barre). Según la descripción de la empresa “permite cambiar de forma rápida y sencilla accesorios en la parte delantera gracias a un enganche rápido y un tablero de horquillas, así como 5 dobles efectos disponibles de serie”.

STÉ Emily es una empresa francesa, radicada en Tréflévénez, que se dedica a la fabricación y comercialización de maquinaria para ganadería.

DABAYMA 2015 – Pabellón 1 / stand 163

Desbrotador manual. Herramienta manual utilizada para la eliminación de brotes tiernos de los troncos (poda en verde) en vides, olivos, almendros, ornamentales… de forma cómoda y rápida, por medio de unos cepillos enfrentados que eliminan los brotes por arrastre.

Dabayma es una empresa de Borja (Zaragoza) que participar por primera vez en AGRARIA.

TALLERES BENAVIDES – Pabellón 1 / stand 125

  1. a) Pulverizador arrastrado Benavides Herbes 4.2

Pulverizador hidráulico para aplicación de fitosanitarios con 4.200 litros de capacidad. Fabricado en Castilla y León, cuenta con un diseño en barra optimizado para trabajar en terrenos irregulares, tan frecuentes en la orografía regional

  1. b) Pulverizador suspendido Benavides Air Herbes 1.9

Pulverizador suspendido de aplicación de fitosanitarios con capacidad de 1.900 litros. Fabricado en Castilla y León cuyo diseño se adapta a las condiciones de trabajo propias de los campos regionales.

Talleres Benavides participa por primera vez en AGRARIA, en su catálogo figuran remolques, maquinaria para laboreo, sistemas de guiado, protección de cultivos, etc. Tiene su sede en la localidad leonesa de Veguilla de Órbigo.

PROMOCIÓN DE INVERSIONES Y TRABAJOS AGRÍCOLAS – Pabellón 2 / stand 290

Pulverizador Horsch Leeb LT.

Presenta una separación entre boquillas o grupo de boquillas en la barra de pulverización de 25 cm. en lugar de los 50 cm. que se empleaban normalmente hasta ahora, lo que posibilita un acercamiento de la barra al cultivo evitando el efecto deriva.

PITA, fundada en 1993 por los hermano Pita Garrido como distribuidor de maquinaria agrícola en tareas de recolección y siembra. En la actualidad esta compañía de Rubí de Bracamonte (Valladolid) realiza servicios agrícolas, venta de maquinaria y servicio postventa de marcas como Horsch, Holmer y Ropa, fundamentalmente.

KUBOTA ESPAÑA – Pabellón 2 / stand 250

Tractor Kubota M5111 DTQ

Único tractor Standard tipo T1 del mercado de entre 90 y 115 cv que cumple con la nueva normativa de emisiones Fase IV y la nueva directiva europea 2015/208.

DELTACINCO DELGADO DELGADO E HIJOS – Pabellón 4 / stand 480

Kramer KL 25.5e (uso agrícola)

Kramer 5055e (uso industrial)

Primer cargador completamente eléctrico con dirección a las 4 ruedas.

Libre de emisiones, permite trabajar en zonas con restricciones de CO2, límites de hollín o ruidos.

Deltacinco es una empresa palentina con 35 años de experiencia en la importación, distribución y comercialización de maquinaria agrícola y de zonas verdes. Comercializa marcas como Krone, Amazone, Tanco, BvL y Kramer.

DANIEL VILLALBA HERNÁNDEZ – Plaza / stand 20

Niveladora de caminos Chaptools.

“Máquina arrastrada de sencillo manejo, economía de uso, más eficaz que los sistemas convencionales. Puede realizar hasta cinco tareas de forma simultánea”.

Empresa zaragozana que participa por primera vez en Agraria.

KUHN IBÉRICA – pabellón 4/stand 420 

Incorporador de producto Optifiller para Deltis 2. Fabricado a partir de un material flexible que permite modificar el volumen que ocupa entre su estado activo e inactivo.

Suspensión mediante barras de torsión para las segadoras acondicionadoras arrastradas para FC serie 1060. Permite mantener altura de corte constante y un seguimiento óptimo del terreno, minimizando la incorporación de impurezas en el forraje.

Automate, gestión automática de las rotoempacadoras de cámara fija.

Kuhn Ibérica es una empresa con sede en Huesca. La marca tiene casi 180 años de historia que fabrica máquinas agrícolas para trabajo de suelo, fertilización, siembra, laboreo, pulverización, recolección, cuidado del ganado, etc.

COMERCIAL AGRÍCOLA CASTELLANA – Pabellón 4/stand 455

Concesionario John Deere.

Bandas de goma de la marca Soucy Track modelo Stech 612 instalada sobre tractor John Deere 6155R o John Deere 6150M

Bandas de goma que reducen la compactación y aumenta la capacidad de tracción.

John Deere, fundada en 1837, fabrica tractores, cosechadoras, pulverizadores, soluciones de gestión, etc.

DURÁN MAQUINARIA AGRÍCOLA – pabellón 4/stand 450

Pulverizador Carnuelle modelo PGC 1.800 l. barras de 24 cm. Proporciona elementos más próximos al tractor, nueva barra vertical integrada y ergonomía de las cajas de regulación y mando multifunción.

Durán, empresa de base familiar ubicada en La Campiña, Lugo, fundada en 1993. Se dedica a la importación y distribución de maquinaria agrícola para tareas de todo tipo: recolección, laboreo, siembra, equipos para ganadería, transporte, etc.

SAME DEUTZ-FAHR IBÉRICA – pabellón 4/stand 410

SAME Frutteto ActiveDrive.

Sistema de suspensión independiente para tractores especiales con control automático de la nivelación del tractor, control electrónico del rebote y control de tracción.

El grupo SDF es una multinacional con sede central en Treviglio (BG), Italia, que fabrica las marcas Same, Lamborghini, Deutz-Fahr, Grégoire.

ARGOTRACTORS – Pabellón 2/stand 238

El factor humano.

Software disponible para las series 6C, 6 y 7 de Landini y X6, X7 y X8 de McCormick que permite optimizar en modo sencillo e inmediato el estilo de conducción en carretera del operador a partir de tres índices de prestaciones: confort, seguridad y economía de servicio.

Empresa de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que participa por primera vez en Agraria. Sociedad constituida en 2007 con el objetivo de crear un polo de producción de tractores de importancia mundial.

SINECAL IBÉRICA – Pabellón 4/stand 497

Stirmot Ibero HSV-912

Hilerador suspendido con mayor ancho de trabajo del mercado, con múltiples posiciones para el hilerado.

Empresa de Medina de Rioseco (Valladolid)

Cumbre científica en Barcelona para alumbrar la “agricultura personalizada” con plantas resistentes ‘a la carta’

Más de 80 investigadores de todo el mundo, la mayoría biólogos y genetistas, se han reunido hoy en Barcelona para dar el pistoletazo de salida a una nueva disciplina, “la agriculturapersonalizada”, que consiste en descifrar el genoma de los cultivos para hacerlos resistentes a los patógenos.
Según ha explicado a Efe el investigador del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG), Ignacio Rubio-Somoza, el encuentro, que durará hasta mañana en CosmoCaixa, ha reunido a expertos de dos disciplinas distintas; los que estudian los patógenos y aquellos que se centran en el desarrollo y la inmunidad vegetales.
Los investigadores de ambas disciplinas, procedentes de países como Japón, China, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y también España, han creado una nueva disciplina, llamada “agricultura personalizada”, que les permita trabajar de forma conjunta.
Según Rubio-Somoza, con la agricultura personalizada los expertos quieren predecir los tipos de enfermedades que afectarán en un futuro a los cultivos y así poder determinar las variedades de vegetales que se verán menos afectadas por los patógenos que puedan aparecer.
De este modo, los esfuerzos de la investigación van dirigidos a conocer aquellos mecanismos de defensa que están presentes de manera natural en las plantas, así como en entender cómo las plantas están determinadas por un perfil genético concreto, ha explicado.
Así, combinando esta información con el perfil genético de los patógenos que han habido a lo largo de la historia, los investigadores esperan “encontrar variedades de cultivos resistentes en las futuras plagas”, ha explicado Rubio-Somoza.
Esta aproximación contribuiría, según ha detallado, a reducir episodios devastadores y a crear nuevas variedades de vegetales “a la carta” para evitar nuevos patógenos.
En este sentido, Rubio-Somoza ha avanzado que por el momento se están secuenciando algunas variedades de vegetales para poder conocer sus genes y ver sus diferencias, así como también se están introduciendo variedades que puedan encontrar la forma de defenderse.
Asimismo, se está investigando cuáles son los patógenos que pueden aparecer en la naturaleza y determinar, de este modo, qué variedad es mejor que se plante o cuál es mejor crear.
Actualmente, las plantas que se pueden beneficiar más rápidamente de estos avances son las tomateras, el trigo, el maíz y la lechuga, ya que “el dinero que se está invirtiendo en conocer esa variedad es mayor que en otras variedades”.
Otro de los motivos es porque este tipo de plantas “tienen un desarrollo más rápido que otras como el arroz”, ha explicado el experto.
Además de desarrollar estrategias preventivas para la salud de las plantas, estas nuevas tecnologías también supondrán un impulso para una agricultura “más limpia y eficiente, y por lo tanto más ecológica”, han asegurado los expertos.
De este modo, los avances en este campo permitirán reducir de forma considerable el uso de pesticidas y otros químicos que ahora tienen un alto coste para el medio ambiente, han afirmado.
Las jornadas de debate entre científicos internacionales ha sido convocada por B-Debate, una iniciativa llevada a cabo por Biocat y la Obra Social ‘la Caixa’ y liderada por el CRAG

Los drones forman parte ya de las herramientas de trabajo habitual para un 74% de los agricultores en EEUU

  • EL USO MÁS HABITUAL ES PARA LA MONITORIAZACIÓN DEL ESTADO DE LOS CULTIVOS
  • LA LIBERALIZACIÓN DEL ESPACIO AÉREO ES LA CLAVE PARA INCREMENTAR EL USO DE ESTOS EQUIPOS
  • CASI LA MITAD COMPRAN SU DRON Y LA OTRA MITAD CONTRATAN EL SERVICIO

La popularidad de los drones está creciendo en las explotaciones agrarias de los EEUU de manera exponencial durante los últimos años. En estos momentos, según una encuesta realizada por la empresa de seguros Munich Reinsurance America, tres de cada cuatro agricultores (74%) utilizan o están valorando la posibilidad de usar drones como herramienta de trabajo para cumplir alguna de las tareas de trabajo en su granja, lo que significa que los drones empiezan a ser un equipamiento cada vez más frecuente en el parque de maquinaria para cualquier agricultor.

Entre los datos de la encuesta, resulta además muy interesante ver la frecuencia y los usos concretos a los que se destina el dron en las diferentes explotaciones:

– Un ochenta y tres por ciento (83%) de los encuestados usan drones en sus granjas ya sea a diario o una vez a la semana o más

– El uso más frecuente de los aviones no tripulados se destina al monitoreo de la situación de los cultivos (73%)

– El siguiente uso que más se realiza o se piensa en realizar es para análisis de suelo y de campo (46%)

– El tercer apartado en el que se considera que puede ser más importante el papel de los drones es en la gestión y control de la sanidad de los cultivos (43%).

Entre los que actualmente usan la tecnología, casi se divide a partes iguales el porcentaje de los agricultores que contratan con una compañía externa para operar sus drones (49%) y el de los agricultores que manejan el uso de drones por su cuenta (51%), lo que también resulta curioso por el grado de desarrollo profesional y tecnológico que implica y POR el potencial de mercado que apunta para este tipo de equipos.

Lo cierto es que “a medida que las regulaciones de la Administración Federal de Aviación –en el caso de EEUU- abren el cielo al uso de drones comerciales, estamos viendo una inversión creciente en la tecnología por parte de los agricultores enfocados en agricultura de precisión o agricultura inteligente”, asegura Jason Dunn, experto en productos estratégicos de Munich Reinsurance America, Inc. “Los drones -añade- pueden ser los ojos y oídos de los agricultores que desean monitorear y administrar de manera eficiente y rentable cultivos, ganado y condiciones del suelo, Ya sea que una explotación que tenga menos de 50 has o más de 2.000 has”..

NUEVOS RIESGOS

Y el incremento de este tipo de equipos, según los expertos de esta empresa, supone que los agricultores están exponiendo su negocio a nuevos riesgos relacionados con el uso de drones, unos riesgos cuya cobertura, aseguran Munich Reinsurance, no se ha ido desarrollando con la misma rapidez que ha seguido el uso de estas nuevas tecnologías. Entre los participantes en la encuesta, los riesgos que más preocupan en relación al uso de drones son los problemas de privacidad (23%), seguidos por los relacionados con la seguridad cibernética sobre los datos capturados y transferidos (20%) y de los posibles daños o lesiones que se produzcan con el dron (17%).

Por suerte, asegura Jason Dunn, la mayoría de los agricultores ya van hablando con su compañía de seguros sobre el uso de drones. De hecho, según los datos de la encuesta, el 65% de los encuestados que usan drones han informado a su compañía de seguros y otro 16% aseguran planean hacerlo. Pero, añade, “las pólizas de seguro comerciales tradicionales no cubren ni ofrecen una protección de responsabilidad bien definida para los drones, por lo que los agricultores deben hablar con sus agentes o corredores para asegurarse de que su póliza proteja contra las reclamacioness de privacidad, así como las lesiones corporales y los daños a la propiedad incurridos como resultado del uso de drones.