Nueva aplicación (App) para conseguir el ajuste óptimo de la cosechadora de cualquier marca, lanzado por New Holland

New Holland lanza la aplicación Grain Loss Calculator para facilitar un ajuste óptimo de la cosechadora

  • Un calculador rápido para ajustar de forma óptima la cosechadora y obtener la máxima eficiencia
  • Apoyo a la hora de optimizar los ajustes de la cosechadora con la aplicación vinculada Harvest Excellence

 New Holland Agriculture ha lanzado la aplicación Grain Loss Calculator para dispositivos móviles con el fin de ayudar a los agricultores a optimizar los ajustes de su cosechadora y maximizar su eficiencia y productividad. La aplicación se ha desarrollado para facilitar a los agricultores el uso de cosechadoras de todas las marcas y modelos, como prueba del espíritu de apertura de la marca.

Lars Skjoldager Sørensen, Responsable de maquinaria de recolección, explica: “Esta nueva app es un ejemplo de nuestra orientación al cliente, de cómo en New Holland buscamos todas las maneras de ayudar a los agricultores simplificando su trabajo y maximizando su eficiencia. Al desarrollar la app, queríamos incluir a todos los agricultores – no solo a los propietarios de cosechadoras New Holland – porque creemos en la idea de trabajar juntos por un propósito común: una agricultura eficiente y sostenible que hace más con menos”.

Cálculo rápido para ajustar de forma óptima la cosechadora y obtener la máxima eficiencia

 Con Grain Loss Calculator, el agricultor determina las pérdidas de grano de la cosechadora en tres sencillos pasos: introduce la marca de la cosechadora junto con las anchuras del cabezal y del sistema de cribas, selecciona el cultivo de entre los 30 tipos disponibles e indica el rendimiento y, por último, introduce la cantidad de granos contados en el suelo en un área limitada.

La app calcula al instante las pérdidas de grano, mostrando el resultado en porcentaje y en kilogramos por hectárea.

Apoyo a la hora de optimizar los ajustes de la cosechadora con la app vinculada Harvest Excellence

Una vez visualiza las pérdidas de grano de la cosechadora, la app Grain Loss Calculator ofrece un enlace a la app Harvest Excellence de New Holland, que ayuda al operador a optimizar los ajustes de la cosechadora teniendo en cuenta las condiciones del suelo y del cultivo. También ofrece un servicio de resolución de problemas que guiará al operador paso a paso para optimizar aún más los ajustes de la cosechadora.

La app Grain Loss Calculator está disponible para los sistemas operativos iOS y Android en el App Store y Google Play.

 

El uso de estiércol sin procesar facilita la transmisión de bacterias resistentes de las granjas a los cultivos y de éstos al consumidor

Investigadoras del Grupo ‘Resistencia a los Antibióticos, Seguridad Alimentaria y Salud Pública’ de la Universidad de La Rioja han evidenciado -a través de tres tesis doctorales- el intercambio continuo de bacterias resistentes a los antibióticos.
Este se produce entre el entorno humano, el ganadero y el natural; y han identificado reservorios de bacterias resistentes en ríos, aguas residuales, ganado porcino y animales silvestres como las cigüeñas, entre otros.
Las autoras de las tesis son Paula Gómez, Sara Ceballos y Carla Andrea Alonso, doctoras en Ciencias Biomédicas y Biotecnológicas por la Universidad de La Rioja. Sus trabajos han sido dirigidos por las profesoras Carmen Torres y Myriam Zarazaga, investigadoras del Grupo ‘Resistencia a los Antibióticos, Seguridad Alimentaria y Salud Pública’ de la UR.
Estas investigaciones avanzan en el enfoque global ‘Un mundo, una salud’ -propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS)- que sostiene la interconexión entre salud humana y animal y su vínculo con el medioambiente.
La catedrática Carmen Torres Manrique explica que “la resistencia a los antibióticos no es solo un problema hospitalario; cada vez que usamos antibióticos en animales y personas las bacterias intestinales pueden adquirir resistencias y pasar, a través de las heces, a las aguas residuales y superficiales, contaminar alimentos o diseminarse en el medio ambiente”.
El abuso de antibióticos en el entorno clínico y ganadero ha multiplicado la propagación de bacterias resistentes en el medio natural, donde transmiten con facilidad estos genes de resistencia y virulencia a otras bacterias.
Las investigadoras han identificado en sus tesis diversos animales silvestres (entre ellos jabalíes, ciervos y cigüeñas) que constituyen importantes reservorios (seres vivos donde habita y se multiplica un microorganismo) de algunas de estas bacterias resistentes.
Una situación que, a su vez, amenaza la salud humana, por la posible transmisión de bacterias desde el ecosistema natural al hombre a través de diversas vías: el contacto de los animales silvestres con pastos, zonas de cultivo o vertederos; la invasión de zonas naturales por asentamientos humanos; el consumo de carne de caza; la contaminación de los ríos por vertidos de aguas residuales; el empleo de residuos orgánicos del ganado como abono natural, etc.
La resistencia de las bacterias a los antibióticos está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una de las mayores amenazas para la salud pública. Supone un peligro creciente para la eficaz prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas de origen bacteriano, aumentando el riesgo de muerte (se estima que unas 700.000 personas mueren al año por esta causa).

App Agro, un nuevo servicio de Smart Rural para controlar y gestionar de forma digital las necesidades y las tareas en una explotación agraria

Smart Rural lanza al mercado un nuevo servicio de alto valor añadido para organizar el trabajo en las explotaciones agrarias, la App Agro, una plataforma digital en la que los técnicos de cooperativas y empresas o agricultores de cierta capacidad, a través del móvil o del ordenador, pueden gestionar y monitorizar las principales tareas y problemas de las explotaciones, con información geolocalizada; es decir, todos los datos, trabajos de campo o los problemas que surjan van a estar localizados con GPS sobre el mapa.

La empresa vallisoletana lleva un año probando la App con clientes de confianza y ha pasado esta fase de forma satisfactoria, por lo que ya está disponible en el mercado.

Según Sergio Rodríguez, gerente de Smart Agro, a la hora de crear una AppAgro a medida de cada cliente lo básico es hacer una encuesta/consultoría sobre las necesidades y, con ello, en 15 días se tiene lista esa App Agro personalizada.

Si bien es una App que se elabora ‘a la carta’ según las necesidades de cada cliente, en la App genérica hay seis botones básicos: mantenimiento, cuaderno de campo, tareas de los técnicos, muestreos, plagas y enfermedades y visualizador.

En la sección de mantenimiento se puede dar parte de una avería georreferenciada, por ejemplo, una tubería rota, una espaldera caída o un agujero en el camino. De esa forma, de la forma más rápida, se puede gestionar el problema y los operarios encargados de solucionarlo pueden encontrar su localización de forma exacta.

En la sección de cuaderno de campo se pueden introducir los datos necesarios de forma muy intuitiva, con el nombre del operario y la matrícula de las máquinas empleadas. Obviamente, también todo localizado por GPS sobre el mapa.

A través de la sección de tareas se pueden encargar a los operarios los trabajos y las zonas dónde hacerlos y se puede saber si los trabajadores han cumplido correctamente los cometidos o qué tareas han podido hacer en su horario de trabajo.

En la sección de muestras se puede indicar a los operarios las zonas o, incluso, los árboles o viñedos donde recoger muestras. De esta forma, de forma precisa y geolocalizada se puede hacer un muestreo muy profesional para que los datos obtenidos sean representativos. Por ejemplo, con cada muestra de suelo o de uvas se genera un ticket o un código QR con su geolocalización, de forma que se puede conocer la trazabilidad de cada una de ellas.

Con el botón de plagas o enfermedades, enviando fotos georreferenciadas del problema, se pueden localizar de forma muy exacta los cultivos o plantas afectadas, es decir, se puede ver un mapa con la localización de ese problema.

En el visualizador se pueden ver, de un solo vistazo, por ejemplo, todas las viñas afectadas por enfermedades de la madera en un viñedo, con su localización exacta, para planificar la poda o para hacer tratamientos específicos. También se pueden ver los puntos con problemas de roturas en una red de riego o en qué zonas han trabajado los operarios.

Aunque sea una App genérica, guiándose por los principales clientes de la empresa en España y Portugal, han desarrollado App específicas para viñedo (App Vine), almazaras (App Olive) y fruticultura (App Fruit).

No obstante, Rodríguez apunta que, por ejemplo, para una Comunidad de Regantes se puede quitar la sección de plagas o la del cuaderno de campo y se puede poner un control de hidrantes o de gasto de agua o consumo eléctrico por cada usuario.

FOTOS GEORREFERENCIADAS

La App se apoya en la obtención de fotografías de móvil georreferenciadas de los problemas o incidencias detectados, que son enviadas para su resolución a los integrantes de un grupo de whatsapp que, por ejemplo, pueden ser los responsables, técnicos y trabajadores de una bodega.

Así, en el botón de mantenimiento se puede hacer una foto georreferenciada de una tubería rota o de una espaldera caída, con lo que el operario encargado de la reparación tiene las coordenadas exactas de la incidencia y, por la foto y los datos enviados por whatsapp, antes de ir puede aprovisionarse de las herramientas adecuadas y con Google Maps puede llegar al problema de la forma más rápida. Esta forma de proceder puede ahorrar mucho tiempo y dinero a los clientes.

Bajará la cosecha mundial de cereales en 2019 por las malas perspectivas del maíz en EEUU, China y África

 

 

 

 

 

 

 

El pronóstico para la producción mundial de cereales.en 2019 se sitúa en 2 685 millones de toneladas, prácticamente sin cambios con respecto al informe anterior de junio, lo que indica un aumento del 1,2 por ciento con respecto a 2018. La mayor parte del crecimiento interanual se atribuye a una mayor producción de trigo, actualmente pronosticada en casi 771 millones de toneladas, un 5,6 por ciento más que el año pasado. El último pronóstico para la producción mundial de trigo incluye una revisión al alza en la India, donde ahora se observan rendimientos excepcionales esperados que elevan la producción a un nivel récord. En contraste, con 1 398 millones de toneladas, el pronóstico de la FAO para la producción mundial de cereales secundarios en 2019 es ligeramente más bajo que en 2018, ya que se espera que una producción mundial reducida de maíz compense más que la mayor producción de cebada. Se prevé que la mayor parte de la disminución en la producción de maíz tendrá lugar en los Estados Unidos, donde la primavera húmeda anormal ha retrasado las plantaciones y se ha visto que produce rendimientos más bajos. La disminución de las perspectivas de cultivo en China, así como en África oriental y meridional, ha mermado aún más la producción general de maíz, más que contrarrestando un posible repunte en Argentina. El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de arroz (equivalente a molido) se mantiene en 516 millones de toneladas, casi sin cambios desde junio y cerca del nivel más alto del año pasado. Las disminuciones esperadas de la producción interanual en China, Brasil y Estados Unidos probablemente serán compensadas por expansiones en India y Tailandia. El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de arroz (equivalente a molido) se mantiene en 516 millones de toneladas, casi sin cambios desde junio y cerca del nivel más alto del año pasado. Las disminuciones esperadas de la producción interanual en China, Brasil y Estados Unidos probablemente serán compensadas por expansiones en India y Tailandia. El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de arroz (equivalente a molido) se mantiene en 516 millones de toneladas, casi sin cambios desde junio y cerca del nivel más alto del año pasado. Las disminuciones esperadas de la producción interanual en China, Brasil y Estados Unidos probablemente serán compensadas por expansiones en India y Tailandia.

La utilización mundial de cereales en 2019/20 se pronostica levemente a partir de junio, que ahora se espera que supere los 2 708 millones de toneladas, un 1,0 por ciento más que en 2018/19. La utilización total de trigo se pronostica en 758 millones de toneladas, 1.5 por ciento más que en 2018/19, con la mayor parte del crecimiento previsto en el uso de alimentos. En contraste, el crecimiento interanual en el consumo total de cereales secundarios se redujo aún más, a solo 0,6 por ciento, luego de las revisiones a la baja de la utilización general del maíz en varios países, especialmente en Brasil y México. La utilización mundial de arroz en 2019/20 está fijada en 518 millones de toneladas, un 1,4 por ciento más que en 2018/19, y la ingesta de alimentos en Asia y África representa la mayor parte de la expansión esperada.

El pronóstico para las existencias mundiales de cereales.al cierre de las temporadas en 2020 se ha reducido ligeramente desde junio a 828 millones de toneladas, ahora alrededor de 27 millones de toneladas, o un 3,2 por ciento, por debajo del nivel de apertura, y el maíz representa la mayor parte de la disminución. Se prevé que las existencias totales de cereales secundarios disminuirán un 9,1 por ciento a 371 millones de toneladas en 2019/20, de las cuales se prevé que los inventarios de maíz desciendan a alrededor de 311 millones de toneladas, hasta un 12,4 por ciento (44 millones de toneladas) desde su nivel inicial con La mayor parte de la reducción se concentró en China y los Estados Unidos. Sin embargo, se prevé que las existencias mundiales de trigo aumentarán un 4,5 por ciento (12 millones de toneladas) en 2019/20, respaldadas por los aumentos previstos en China, la UE y la Federación de Rusia. En contraste, la FAO ha reducido su pronóstico de las reservas mundiales de arroz en 2019/20 en 400 000 toneladas desde el informe anterior, a 179 millones de toneladas, Reflejando ajustes a la baja a los inventarios en las Filipinas y los Estados Unidos. El pronóstico más reciente coloca a las existencias totales de arroz en 1.1 por ciento por debajo de su nivel de apertura récord. En general, mientras se espera que la proporción de existencias para uso de cereales en 2019/20 se mantenga en un nivel relativamente alto de 29.6 por ciento, se pronostica que para los cereales secundarios caerá a un mínimo de seis años de 24.7 por ciento.

El pronóstico para el comercio mundial.en los cereales en 2019/20 se ha aumentado ligeramente desde junio a 415 millones de toneladas, ahora un 2 por ciento (8,3 millones de toneladas) en comparación con 2018/19. La expansión esperada refleja principalmente un fuerte repunte probable en el comercio de trigo, que se prevé que aumente en un 3,9 por ciento desde el nivel reducido de 2018/19, en vista del potencial para mayores exportaciones de Australia, la UE y la Federación de Rusia. Si bien es probable que el comercio mundial de cereales secundarios se mantenga cerca del nivel estimado para 2018/19, se pronostica que las importaciones de maíz de la UE disminuirán considerablemente año con año, debido a los grandes traspasos de la temporada 2018/19. Con respecto a las exportaciones de maíz, es probable que la mayor disponibilidad de esta temporada en los Estados Unidos se vea compensada en gran medida por los abundantes suministros en América del Sur. Todavía se espera que el comercio mundial de arroz en 2019 se contraiga hasta un 3,1 por ciento,

Tablas de resumen

1 / Los datos de producción se refieren al año calendario del primer año mostrado. La producción de arroz se expresa en términos de molienda.
2 / Producción más stock de apertura.
3 / Los datos comerciales se refieren a exportaciones basadas en una temporada de comercialización de julio y junio para el trigo y los cereales secundarios y en una temporada de comercialización de enero / diciembre para el arroz (se muestra el segundo año).
4 / Puede no ser igual a la diferencia entre la oferta y la utilización debido a las diferencias en las campañas de comercialización de cada país.
5 / Los principales exportadores de trigo son Argentina, Australia, Canadá, la Unión Europea, Kazajstán, Federación de Rusia, Ucrania y los Estados Unidos; Los principales exportadores de cereales secundarios son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, la Unión Europea, Federación de Rusia, Ucrania y los Estados Unidos; Los principales exportadores de arroz son India, Pakistán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam. La desaparición se define como la utilización doméstica más las exportaciones para una temporada determinada

Cada español gastó en comer 2.526 euros en el último año y cada vez demanda alimentos más sencillos de consumir y naturales

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación ha presentado los datos del Informe de Consumo Alimentario en España 2018, que nos ofrece una visión de conjunto sobre el comportamiento alimentario de las personas residentes en nuestro país, tanto dentro como fuera del hogar. No se recogen, por lo tanto, el consumo realizado por los turistas ni el realizado en instituciones y colectividades. Como novedad, el informe de este año profundiza en los aspectos sociodemográficos del consumo. En el Informe de Consumo Alimentario de 2018 se analizan los hábitos de compra de 12.500 hogares españoles.

En la presentación, Planas ha destacado que los alimentos españoles son el producto del buen hacer de nuestra agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, transformado por la industria y distribuido hasta el consumidor final por una amplia red de canales de compra. Para el ministro, “la alimentación dice mucho y muy bueno de España”.

Según ha detallado, el gasto total en alimentación en 2018 ascendió a 103.077,41 millones de euros, que ha supuesto un incremento del 0,5% respecto a 2017, manteniéndose la tendencia creciente de los últimos años. De ellos, un 66,5% (68.538 M€) se destinó al consumo doméstico y un 33,5% (34.539 M€) a consumiciones fuera del hogar.

En cuanto al volumen, el consumo total en España alcanzó la cifra de 33.464,38 millones de kg/l., de los que un 86,1% se consumió en el hogar y un 13,9% fuera de casa. Como media, cada español ingirió en torno a 767,87 kg/l. de alimentos y bebidas, y un gasto de cerca de 2.526,28 euros. Tanto el consumo como el gasto per cápita fue mayor dentro del hogar que fuera. El consumo total en España alcanzó la cifra de 33.478 millones de kg/l., de los que un 86,1% se consumió en el hogar y un 13,9% fuera de casa

El ministro indica que los españoles en general cuidan su alimentación y están dispuestos a gastar más en productos que ofrecen un valor añadido

Según el panel de usos, se consolida la tendencia a la simplificación del menú y hacia los métodos de cocinado más rápidos y saludables

En total, cada español gastó de media 2.526 euros el año en comer y beber en 2018, tanto en casa como fuera de ella, una cifra que supone un 2,2% más que el año pasado y que tiene entre sus causas el tirón del consumo fuera del hogar, que se incrementó un 3,7 % (1.029 euros).
Para consumir en el hogar, los españoles han destinado 1.497 euros de media el año pasado, un 1,2% más; en total, cada persona ha comprado 767,87 kilos/litros de alimentos de media en dicho periodo.
En cifras globales, los españoles gastaron en comprar alimentos 103.077,41 millones de euros, un 2,3 % más alto que el año pasado; sin embargo, en volumen de alimentos está prácticamente estancado en los 33.464 millones de kilos, un +0,3 % respecto al año pasado.
En el capítulo de alimentación dentro del hogar, Luis Planas ha resaltado el repunte del 1,6% del presupuesto total para adquirir alimentos y bebidas, una evolución que se debe fundamentalmente al aumento del precio medio (1,8 %), con un volumen estable (-0,2%).
En este sentido, ha recordado que el estancamiento de la población, el menor tamaño de las familias o la edad de sus miembros están detrás de esta evolución, pues no se puede generar “un consumo mayor cuando no existe un crecimiento poblacional sostenido”.
Respecto a la composición de la cesta de la compra, los frescos -frutas, hortalizas, patatas frescas, leche y derivados lácteos- representan el 39 % del total de lo adquirido y un 42,9% del gasto.
El ministro ha recalcado, en este sentido, que los españoles cada vez se cuidan más, lo que se refleja en el incremento en categorías como la del aceite de oliva virgen extra (7,2% más en volumen), un alimento “fundamental en la dieta mediterránea”.
Otra tendencia que refleja el informe presentado es el gusto por los productos preparados y de cuarta gama; como ejemplo, las ensaladas preparadas han elevado su presencia en los frigoríficos de los españoles un 56,7 % y las cápsulas de café, un 14,6%.
Por contra, ha caído la adquisición de los postres de chocolate un 22,1%, el aceite de semillas (-11,4%), las gaseosas (-4%) y la carne fresca (-3,8%).
Por canales de compra, figura el supermercado, que acumula el 47,2%, seguido muy de lejos por la tienda de descuento (13,3 %) y el hipermercado (12,9 %); el e-commerce alimentario no termina de convencer y sólo acumula el 1,2 % del total.
Por su parte, los bares y restaurantes siguen aumentando sus cifras y, sin contar con los turistas, el gasto en comida y bebida en estos establecimientos ha subido un 3,7 %, hasta los 34.539 millones de euros, para consumir 4.637 millones de kilos o litros.
De media, los españoles gastan 1.029 euros en bares y restaurantes, una cifra “significativa” según Planas, y que se divide en 607 euros en alimentos y 421 en bebidas; tres de cada cuatro de estas ocasiones de consumo de realizan en locales; el 8 % en la calle, el 5,6 % en el trabajo y el 3,2 %, en casa de otros.
El 23,7 % de estos momentos de consumo se realizan en la comida de mediodía y el 13,4 % en la cena; por contra, el desayuno ha perdido fuerza en este último año al pasar del 22,4 % al 21,7 %.
Los bares, restaurantes y cervecerías mantienen su cuota en el 47,4 % del total de consumo, seguidos por los restaurantes (21,3 %).

CONSUMO EN LOS HOGARES ESPAÑOLES

El gasto total dentro de los hogares españoles ascendió a 68.538,1 millones de euros, lo que supone un 1,6% más que en 2017. Este incremento se debe al aumento del precio medio (1,8%), ya que el volumen total adquirido se mantuvo estable (-0,2%).

El ministro ha matizado que no es posible generar un consumo mayor cuando en términos de población no existe un crecimiento poblacional sostenido ni asociado. También ha señalado que para entender la evolución del consumo, hay que analizar aspectos relacionados con el número de hogares en España y su composición. Así, el estancamiento de la población, el menor tamaño de las familias o la edad de sus componentes están condicionando el consumo, que experimenta un crecimiento sostenido.

En este contexto de estabilidad en el consumo, los productos frescos representan un volumen consumido del 39,5%, y un valor del 42,9%. El precio medio de los productos frescos, superior a la media de alimentación, hace que el hogar destine un presupuesto similar al año pasado, aunque en volumen compre menos.

Los productos que suponen un mayor volumen de consumo son las frutas, hortalizas, patatas frescas, leche y derivados lácteos. Juntos representan más del 50% de los kilos consumidos en los hogares españoles. En valor, los españoles gastan más en carne y pescado, un 33,6% del presupuesto en alimentación en el hogar.

Del informe se desprende que los españoles tienden hacia productos listos para consumir (ensaladas de IV gama, platos preparados o cápsulas de café), y reducen la ingesta de azúcares y de proteínas de origen animal. También adquiere un protagonismo especial el consumo de aceite de oliva, con incrementos del 9,2% en volumen de aceite virgen y 7,2% en virgen extra.

A la luz de estos datos, el ministro ha indicado que los españoles en general cuidan su alimentación y están dispuestos a gastar más en productos que ofrecen un valor añadido, como aceite de oliva virgen extra o chocolates con mayor contenido de cacao.

También ha señalado que los hogares con hijos son los que concentran mayor proporción de consumo en relación a su peso poblacional, junto con las parejas adultas sin hijos, y retirados. Por su parte, los hogares de jóvenes consumen menos en casa.

Asimismo, las comunidades con mayor consumo per cápita en el hogar son las Islas Baleares, Cataluña, Canarias, Galicia, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha y País Vasco, todas por encima de la media nacional. El gasto per cápita más alto se produce en el País Vasco junto con Cataluña, seguido por Galicia.

Respecto a los establecimientos de compra de alimentación, el supermercado es el canal preferido por los consumidores, asumiendo la mitad del volumen total de ventas. En alimentación fresca, los súper y las tiendas especializadas son los canales que presentan mayor cuota.

 LA ALIMENTACIÓN FUERA DEL HOGAR

Por otra parte, el gasto en alimentos y bebidas fuera del hogar ascendió a 34.593,32 millones de euros, con un volumen consumido de 4.637,4 millones de kg/l. El consumo fuera de casa es el impulsor del consumo alimentario total, con un incremento en volumen del 3,5%.

En volumen, fuera del hogar se consumen más bebidas (69%) que alimentos (31%), mientras que la proporción se invierte en términos de valor (40% en bebidas y 60% en alimentos) principalmente por el efecto que tiene el precio medio total y el tipo de producto que se consume. Como media, cada español ingirió en torno a 138,18 kg/l. y gastó cerca de 1.029,15 euros.

El ministro ha detallado que el consumo per cápita fuera del hogar aumenta con la edad. Así, los mayores (de 60 a 75 años) son los que más consumen fuera de casa, mientras que los jóvenes menores de 34 años son los que menos consumo representan. Los momentos de mayor consumición fuera de casa son las comidas y las cenas, con mayor presencia de alimentos y, por lo tanto, de volumen consumido.

De los datos se observa que los españoles prefieren consumir en compañía, bien con la familia (30,7%), los amigos (27,1%) o en pareja (14,6%), siendo la celebración el motivo principal de consumo (27,4%). Los motivos para acudir a estos restaurantes son variados, desde tener hambre (24 %) a otros más culturales, como la celebración de una fiesta, una razón que motiva el 27,4 % de las ocasiones de consumo.

Por tipo de productos, fuera del hogar destaca el consumo de hortalizas, carne, pan, pescados y mariscos, mientras que las frutas no tienen tanto peso en el consumo extradoméstico. En cuanto a bebidas, cerveza y agua concentran cerca del 55% de bebidas fuera de casa.

 HÁBITOS Y TENDENCIAS DEL CONSUMIDOR

Por último, Planas ha ofrecido detalles de los hábitos y tendencias del consumidor español. Así, las comidas principales del día presentan estabilidad, relacionado con la buena evolución de las comidas y cenas fuera de casa.

Se evidencia asimismo que los españoles se dirigen hacia la simplificación del menú en las comidas y las cenas, donde la versatilidad y la conveniencia son la clave en el consumo. En concreto, los españoles consumen más plato único y menos menú completo, y el plato para compartir o acompañar está cada vez más presente. La ensalada verde es el plato más presente en el menú de los hogares, donde la ensalada de tomate gana presencia.

La simplificación afecta también al cocinado, pues los hogares apuestan por aquellos modos de preparación más rápidos y saludables (plancha, sin cocinar/frío y hervido/vapor).

 

DE LAS HERAS: Estamos en pañales en la aplicación de herramientas digitales al viñedo, pero tengo claras sus ventajas

JOSÉ MANUEL DE LAS HERASViticultor y Coordinador General de Unión de Uniones 

Con la información de los drones, en función del vigor de las plantas, sacas conclusiones de fertilización, por ejemplo, para echar microelementos y corregir carencias 

Una asesoría de una empresa de servicios siempre es mucho más económica que comprar todas las herramientas digitales 

 TIERRAS.- ¿Qué opina de la digitalización del viñedo? ¿Es algo sólo al alcance de las grandes bodegas o el viticultor se puede aprovechar de ello? 

JOSÉ MANUEL DE LAS HERAS.- No podemos negarnos al avance de todo lo que supone la digitalización y las nuevas tecnologías empleadas en el viñedo. Sin embargo, todo lo que sea digitalizar una explotación cuesta y ahora sólo lo pueden hacer las grandes bodegas. Pero uno no tiene porqué tener de todo; se pueden contratar empresas que den esos servicios a los viticultores.  

TI.- ¿Considera que son útiles las estaciones meteorológicas y las sondas de humedad en el suelo? 

J.M.H.- Las estaciones meteorológicas siempre dan un gran servicio, pero si tienes alguien que te mida la humedad del suelo de tu viñedo y, en función de la información, poder dar el agua que puedan necesitar las viñas, perfecto. Conocer todos los datos de las necesidades de tu explotación, siempre es importantísimo. Otra cosa es que, las recomendaciones se puedan llevar a cabo o no. Por ejemplo, hay muchos viñedos aún en secano que sólo se podrían regar con remolques cisterna. 

 TI.- ¿Cree que es práctico el uso de medidores NDVI para el vigor de la viña? 

J.M.H.- El medidor del vigor es bueno porque te permite tener información para regular mejor el abonado y el riego. Yo no los he usado, pero he hablado con gente que sí lo ha hecho y las experiencias han sido positivas. 

 TI.- ¿Cree que la digitalización con estaciones y sondas es útil para hacer también fertirrigación o quimigación? 

J.M.H.- Claro que sí. Desde hace muchos años se utiliza para aportar nutrientes y correctores de carencias de la viña. 

 TI.- ¿Qué herramientas digitales utiliza y para qué las utiliza? 

J.M.H.- Yo utilizo los datos históricos anotados en los cuadernos de campo y las incidencias en cada viñedo. También consulto las previsiones y alertas de InfoRiego, pero poco más. Todavía estamos en pañales en estos temas, aunque reconozco la bondad de la digitalización.  

 TI.- ¿Ha usado drones o imágenes de satélite en sus viñedos? ¿Para qué le ha servido la información obtenida?  

J.M.H.- Hemos hecho pruebas con drones de empresas que nos han pedido probarlos en nuestras viñas. Con ellos se ha obtenido una información que nos ha sido útil a nosotros y que a ellos les ha servido para hacer sus programas.  

Con la información de los drones, en función del vigor de las plantas, sacas conclusiones de fertilización, por ejemplo, para echar microelementos y corregir carencias. Antes esto se hacía a ojo y, ahora, existen estas herramientas que te ofrecen datos precisos para guiarte en lo que tienes que hacer. 

 TI.- ¿Qué futuro le ve a la digitalización del viñedo? 

J.M.H.- Empezará a usarse en fincas medianas y grandes pero se extenderá en función de que la gente vaya comprobando que da resultados y que, además, vaya viendo que no es cara si se contrata con una empresa de servicios. El progreso no se puede parar y eso es progreso.  

 TI.- ¿Por qué usted no utiliza más las herramientas digitales? 

J.M.H.- Es una suma de varias cosas. Tengo pequeños viñedos separados unos de otros. Son herramientas que tienen un coste y eso te retrae. Es preferible que una empresa de servicios te mida ciertos parámetros o que los técnicos te vayan dando consejos. Una asesoría de una empresa de servicios siempre es mucho más económica que comprar todas las herramientas digitales. Es como los pequeños viticultores que quieren embotellar 15.000 botellas y contratan empresas que tienen embotelladora portátil. Muchas veces, no merece la pena tener bodega propia.  

 TI.- ¿Cree que la digitalización se generalizará en poco tiempo? 

J.M.H.- La digitalización ya no es futuro, es presente y dentro de poco se generalizará. Nadie puede obviar lo que es ya una realidad. Lo que pasa es que cada uno lo pone en práctica en la medida de sus posibilidades. A veces hay limitaciones por superficie y otras por capacidad económica.

JOSKIN ofrece en la red toda la información sobre sus productos y desarrolla una ‘mediateca’ con vídeos, imágenes y catálogos

 

JOSKIN sabe muy bien que desarrollarse en la era digital permite reforzar su oferta. Entonces, acaba de mejorar sus servicios al respecto. Fiel a su línea de conducta, tiene un objetivo claro: cumplir con las necesidades de sus clientes o incluso preverlas.

En 2018, la empresa elaboró la nueva plataforma “MyJOSKIN”, con el objetivo de aumentar la autonomía y la calidad del servicio de sus agentes. Gracias a esa plataforma digital, moderna y eficaz, cada distribuidor JOSKIN tiene un acceso instantáneo a manuales, despieces individualizados por número de bastidor, bibliotecas técnicas, almacén de repuestos, etc. Todo eso para que los clientes tengan una reactividad incomparable.

Una aplicación IOS/Android, que se puede descargar en el Playstore y el App store bajo el nombre “JOSKIN”, fue también desarrollada. Disponible tanto para los agentes de la marca como para los particulares, se destaca sobre todo por su acceso fácil a la búsqueda de información sobre los productos de la gama. De hecho, se enseñan los distintos modelos de máquinas y sus especificidades con todo lujo de detalles. Además, hay una parte especial «mediateca» con vídeos, imágenes, catálogos en PDF, tarifa de piezas y otras presentaciones de la empresa.

A la luz del año 2018, JOSKIN logró demostrar que su evolución no es en absoluto una casualidad. Desde el primer día, el grupo quiso proporcionar el mejor servicio a sus clientes y no ha dejado de tomar iniciativas que le permitirán seguir así. Con tal lema en que se basa su línea estratégica, es muy probable que el futuro del grupo seguirá siendo positivo a largo plazo. ¡Es lo mínimo que podemos desearle!

LAS REDES SOCIALES

Dado que la marca quiere mantenerse cercana a su público y proponerle siempre un contenido atractivo, no ha dudado en reforzar su actividad en varias redes sociales en estos últimos años. Si hemos de creer lo que dicen las cifras, parece que el público ha apreciado bastante la iniciativa. De hecho, JOSKIN acaba de superar los 119.000 seguidores en Facebook (www.facebook.com/joskin.official) y puede, hoy en día, jactar- se de reunir una de las comunidades más activas alrededor de su marca.

 

GO HUERTA 4.0 / Un plan de trabajo para conseguir invernaderos rentables y sostenibles en el interior de España

Vidal Sánchez Vicente. Empresa OFISET

Se ha puesto en marcha un Grupo Operativo supranacional que busca diseñar e implantar un modelo de invernadero solar pasivo que cuente con tecnologías 4.0 y se adapte a las condiciones climáticas del interior de España, para ofrecer a las zonas con mayores tasas de despoblamiento de nuestro país una alternativa de producción rentable basada en la producción hortofrutícola de variedades de alto valor añadido.

El objetivo de trabajo, por tanto, es adaptar del modelo de invernadero solar pasivo al clima del interior de España e implementación de tecnología 4.0 para la producción hortofrutícola de variedades de alto valor añadido.

Un invernadero solar pasivo está diseñado para retener el máximo calor posible haciendo el uso más eficiente posible de la energía solar mediante elementos pasivos, lo que permite producir cultivos de clima cálido en periodos fríos utilizando únicamente el sol como fuente de energía.

Los buenos resultados obtenidos con este tipo de invernadero, así como su bajo coste de inversión, han hecho que la superficie que ocupan en otros países no pare de crecer.

Muchas zonas del interior de España presentan inviernos fríos pero con alta radiación solar, lo que unido a la gran cantidad de conocimientos y experiencia en materia de invernaderos y tecnologías 4.0 que acumulan los técnicos en nuestro país, supone una gran oportunidad para proveer de una alternativa productiva a muchas áreas del interior peninsular en riesgo de despoblación debido, entre otros motivos, a la falta de rentabilidad agraria. Además, se pretende dar respuesta a la creciente demanda de productos de calidad apostando por variedades locales de alto valor añadido.

Los invernaderos piloto diseñados serán implantados en Salamanca y en Huesca, facilitando a todos aquellos agricultores y habitantes del medio rural que quieran reproducir este modelo en sus explotaciones los conocimientos necesarios para hacerlo con éxito.

Este grupo está integrado por la Asociación Nordeste de Salamanca, el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA – CSIC), el Área de Producción Vegetal de la Universidad de Salamanca (USAL), la Fundación Cajamar, la Cooperativa Agrícola de Barbastro (SCLAB), UAGA – COAG Aragón, ASAJA Salamanca, el Centro de Desarrollo del Somontano, el Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, Desarrolla Consultores y la empresa OFISET. Su formación está financiada por el programa de ayudas para la creación de Grupos Operativos Supraautonómicos del Programa Nacional de Desarrollo Rural financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

PROBLEMÁTICA

La escasa rentabilidad de la actividad agraria en muchas áreas de la geografía española, está llevando al abandono de la actividad y de las áreas rurales, con las consecuencias negativas que esto conlleva (masificación de zonas urbanas, pérdida de paisaje, aumento del riesgo de incendios y de desertificación, pérdida de patrimonio cultural, etc.).

No sólo la actividad agraria en muchas zonas de España tiene una baja rentabilidad, sino que además es difícil atraer a otros jóvenes hacia este sector, ya que los costes de inversión son demasiado altos, mucho más que el de otras actividades que gracias a esa menor inversión y menor riesgo pueden resultar más atractivas.

La diversificación de la producción hacia cultivos más rentables ha sido tradicionalmente una tarea complicada en muchas de estas áreas debido a los condicionantes climatológicos que limitan en gran medida los cultivos a producir de manera rentable. Si bien la producción hortofrutícola es capaz de generar mayores beneficios, el alto coste en calefacción que han tenido tradicionalmente los invernaderos en las zonas del interior de la península hace que rara vez resulten rentables.

 OPORTUNIDADES

España, con cerca de 70.000 ha de invernaderos permanentes, es el segundo país, por detrás de China en cuanto a superficie de invernaderos. Esto ha permitido que los técnicos de nuestro país acumulen una gran cantidad de conocimientos en el campo de la producción en invernadero y su tecnificación, situándonos a la vanguardia mundial.

La mejora en las tecnologías 4.0 (big data, internet de las cosas, sistemas predictivos, etc.) así como la reducción del coste de muchas de estas tecnologías, incluida la producción de energía solar, suponen una gran oportunidad para poder diseñar y poner en funcionamiento un invernadero que cuente con las últimas tecnologías para hacerlo más rentable y sostenible.

Otra de las grandes ventajas que tenemos en nuestro país y, concretamente, en las zonas del interior de España, es la alta radiación solar que hay a pesar del frío que hace en invierno. Esto se traduce en que el sol puede ser utilizado como una fuente de energía sin coste para calentar los invernaderos en las épocas en las que la temperatura ambiental es inferior a la necesitada por los cultivos que se desea producir en el invernadero. Esta es una gran ventaja que nos diferencia de otras zonas de clima continentalizado de Europa.

Por otro lado hay un nicho de mercado cada vez mayor que busca productos de calidad. Se presenta como una oportunidad productiva la apuesta por variedades tradicionales y locales que tengan un alto valor añadido y que puedan tener una amplia aceptación por parte de los consumidores, así como el comercio de proximidad para poder dar respuesta a todos aquellos consumidores que valoran especialmente el producto local de calidad.

 DESCRIPCIÓN DE EXPERIENCIAS SIMILARES

En el centro y norte de China los invernaderos solares pasivos (con bajos costes de inversión y reducidos costes de funcionamiento) han sido utilizados con éxito desde los años 80 para producir frutas, hortalizas y flores desde finales del otoño hasta el inicio de la primavera. Desde entonces han ido introduciendo variaciones técnicas y tecnológicas para hacerlos más eficientes. Los invernaderos solares pasivos desempeñan un papel fundamental en la producción de verduras en China, ya que permiten desestacionalizar las producciones sin necesidad de calefacción en latitudes que se sitúan entre 32ºN y 43ºN, y en regiones del noroeste del país, donde las temperaturas medias diarias en los meses más fríos del año caen por debajo de los -10ºC.

El invernadero solar pasivo clásico está diseñado para retener el máximo calor posible. Consta de 3 paredes de ladrillo o de barro, y una estructura transparente, generalmente de plástico, a través del cual entra la radiación solar. Está orientado estratégicamente para captar la máxima cantidad de calor en las paredes (calor que será liberado durante la noche) y para que las paredes bloqueen los vientos fríos del norte, reduciendo así la pérdida de calor del invernadero. Al ponerse el sol, se extiende una hoja aislante de paja, lona o mantas térmicas sobre el plástico, aumentando el aislamiento de la estructura. Este sistema permite la climatización del invernadero con energía solar, permitiendo que la temperatura interior alcance hasta 25ºC más que en el exterior.

También se han empezado a estudiar y a implantar en otros países como Canadá, Rusia, Japón, Corea del Sur, Mongolia y Holanda (estos últimos con vistas a venderles sus tecnologías a los chinos, más que con el objetivo de implantarlo en sus territorios; no creo que funcionaran bien allí debido a su baja radiación solar)

OBJETIVOS ESPECÍFICOS CONCRETOS

1º.- Diseñar un invernadero solar pasivo adaptándolo al clima del interior peninsular, haciendo el uso más eficiente posible de la energía solar, integrando tecnologías 4.0 que permitan mejorar la eficiencia energética y aumentar la producción, y teniendo en cuenta los principios de economía circular y respeto al medio ambiente. En el diseño se tendrá en cuenta la posibilidad de, a partir del diseño básico, ir tecnificando cada vez más el invernadero por fases o módulos.

2º.- Estudiar qué variedades locales de las distintas zonas de implantación ofrecen un mayor valor añadido para el productor, teniendo en cuenta sus características agronómicas y la demanda del mercado, y establecer un plan productivo.

3º.- Poner en marcha el invernadero diseñado en distintas zonas de España (Salamanca (en la Finca Experimental Muñovela del IRNASA-CSIC) y Barbastro), analizando la rentabilidad obtenida.

4º.- Difundir este método de producción y los resultados obtenidos entre los agricultores y habitantes del medio rural (especialmente entre aquellos que se encuentran en áreas con alto riesgo de despoblamiento), entre los técnicos, las administraciones, los minoristas, los consumidores y otros agentes de interés.