Reclaman que las ayudas de la PAC se dejen para los agricultores profesionales, que deberán percibir al menos un 25% de sus ingresos del trabajo agrario

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos mantuvo ayer una densa reunión con el ministro de Agricultura, Luís Planas, durante la que se abordó la crítica situación que la organización lleva denunciando desde hace tiempo y que ha desembocado en movilizaciones.

Unión de Uniones considera necesario conseguir, mediante precios remuneradores y un mejor reparto de las ayudas, que las rentas de los agricultores y ganaderos profesionales se equiparen a las del resto de sectores económicos y esto ha sido lo que vertebrado las propuestas presentadas al ministro y su equipo.

La organización comparte con el Ministerio la importancia de mantener el cheque financiero de la PAC para España, sin embargo cree que puede llegar a ser difícil.

Miembros de la Unión encabezados por José Manuel de las Heras en la reunión con el equipo del ministro de Agricultura, L;uis Planas

Definir agricultor genuino como aquél que perciba, al menos, el 25% de su renta de la agricultura“Mantener el presupuesto PAC es importante, pero también lo es más aún que se reparta mejor”, matizan los representantes de Unión de Uniones, quienes han pedido a Planas que en la futura PAC los apoyos vayan a los agricultores y ganaderos que viven fundamentalmente del trabajo en su explotación, que “son quienes más empleo y riqueza crean” y los que, por su vinculación al sector y el medio, están más implicados en preservar el entorno y el medio rural.

En este sentido, reclama que, en el Plan Estratégico de la PAC en el que trabaja el MAPA, se defina al agricultor genuino como aquel que percibe más del 25% de sus rentas de la actividad agraria, exceptuando de esta condición a los que perciben menos de 1.250 euros anuales de ayudas para no excluir a determinados colectivos sociales del medio rural.

Sin embargo, señala la organización, también hay que reforzar el paquete financiero del Estado Desde 2009 hasta ahora, el presupuesto operativo del Ministerio de Agricultura, que se nutre en un 80% de los fondos de Bruselas, se ha reducido en un 25%, pero sobre todo debido al recorte del 56,5% de la aportación del Estado, que ha pasado de 4.040 millones de euros hace 10 años, a unos 1.760 en la actualidad.

Para la organización, el próximo presupuesto de agricultura y su ejecución será definitivo para entender si el Gobierno tiene de verdad voluntad para cambiar las cosas.

Compromisos con los seguros agrarios y valoración de cambios en la cadena alimentaria

Respecto a ello, la organización valora positivamente el aumento de la partida para la contratación de seguros agrarios, ya que se atiende así a las necesidades reales y porque hace falta que desde el Gobierno, tras unos ejercicios de muy alta siniestralidad, se dé apoyo al Sistema y no se cuestiona su viabilidad.

La organización ha acogido con expectación el anuncio de la revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria, que en todo caso tendrá que adaptarse a la directiva de prácticas desleales antes del próximo 1 de mayo de 2021 y empezar a aplicarse a partir del 1 de noviembre siguiente.

“No está la cosa para agotar plazos”, dicen los representantes de Unión de Uniones, “Es urgente reforzar la posición de los productores en la cadena y tener los instrumentos legales adecuados que permitan sancionar ejemplarmente las prácticas abusivas para que veamos justamente compensado el trabajo en nuestras explotaciones”.

Unión de Uniones mantienen sus movilizaciones previstas para estos días en Comunidad Valencia y Extremadura, así como en Cataluña, que demanda de soluciones a la crisis del sector de fruta dulce.

El Ministro Planas ha anticipado también su intención de revisar el actual esquema de medición de la representatividad de las organizaciones para que refleje de manera más fiel el paisaje real en el campo. Unión de Uniones ha insistido que estudiará las alternativas que el Ministerio plantee, pero que “no hay nada mejor, ni más democrático que dejar que los agricultores y ganaderos voten y esa va seguir siendo nuestra reivindicación permanente en este asunto”, insisten.

Los precios agrícolas suben por cuarto mes consecutivo en todo el mundo en enero

Cosecha de trigo en la Federación Rusa

El índice de precios de los alimentos de la FAO se incrementa por cuarto mes consecutivo, con alzas para los productos alimentarios más comercializados

Los precios mundiales de los alimentos aumentaron por cuarto mes consecutivo en enero.

El índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó en enero un promedio de 182,5 puntos, con un aumento del 0,7 por ciento respecto a diciembre y un 11,3 por ciento más que el mismo mes de 2018.

Los aceites vegetales, el azúcar y el trigo fueron los que más impulsaron el índice, que hace un seguimiento de la variación mensual de los precios de los productos alimentarios básicos en los mercados internacionales.

El índice de precios del aceite vegetal de la FAO aumentó un 7, por ciento en enero, llegando a su nivel máximo en tres años al subir los precios de los aceites de palma, soja, girasol y colza. Sin embargo, los precios perdieron fuerza en la segunda mitad del mes, lo que refleja las incertidumbres sobre el comercio, el posible impacto del reciente brote de coronavirus y las tensiones comerciales entre la India y Malasia.

El índice de los precios del azúcar se incrementó un 5,5 por ciento, impulsado por las expectativas de una producción de azúcar mucho más baja en varios de los principales países productores. El aumento se vio mitigado por la continua debilidad de la moneda brasileña y la reciente disminución de los precios del petróleo, lo que afecta a la demanda de caña de azúcar para fabricar etanol.

El índice de precios de los cereales de la FAO subió igualmente un 2,9 por ciento con respecto a diciembre, empujado por el aumento de los precios del trigo -seguido del maíz y el arroz-, en gran parte debido a una demanda más firme y a un ritmo más acelerado en las compras desde varios países.

También hubo un incremento para el índice de precios de los productos lácteos: un 0,9 por ciento, provocado por la fuerte demanda de importaciones de mantequilla, queso y leche desnatada en polvo.

Por el contrario, el índice de precios de la carne invirtió una racha ascendente de 11 meses y bajó en enero un 4,0 por ciento, debido a la disminución de las compras de China y el Lejano Oriente, así como a la gran disponibilidad de carne de cerdo y de bovino para la exportación.

PAN BAJO EN HARINA Y RICO EN ALGAS: Sustituyen con algas una parte de la harina de trigo en panes y galletas con valoración positiva de los consumidores

Pan blanco, pan con un porcentaje de microalgas en lugar de harina y pan con una cantidad de biomasa de alga mayor.
Pan blanco, pan con un porcentaje de microalgas en lugar de harina y pan con una cantidad de biomasa de alga mayor

Investigadores de la Universidad de Almería junto con expertos de la Universidad de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) han sustituido un porcentaje de harina por biomasa de estos microorganismos marinos y han demostrado su potencial nutritivo y antioxidante. Tras realizar diversas catas sensoriales para valorar su incorporación en la elaboración de estos dos productos, los expertos corroboraron que el sabor, la textura y el olor de estos alimentos agradan a gran parte de los consumidores encuestados.

Investigadores del grupo de investigación ‘Biotecnología de microalgas marinas’ de la Universidad de Almería, junto con científicos de la Universidad de Lleida y del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) han incorporado por primera vez dos nuevos tipos de microalgas marinas y han evaluado su potencial como ingredientes innovadores en panes y galletas saladas.  Se trata de las microalgas Tetraselmis y Nannochloropsis, ésta última una cepa autóctona de Andalucía, concretamente de la Bahía de Cádiz, que ya dispone de permisos para su comercialización en productos alimenticios. En Europa, Clorela, Tetraselmis y Spirulina son las tres únicas algas que hasta ahora se podían emplear para el consumo humano.

Los resultados de este estudio, titulado ‘Potential of the microalgae Nannochloropsis and Tetraselmis for being used as innovative ingredients in baked goods’, y publicado en la revista LWT – Food Science and Technology demostraron que la biomasa de estas dos algas es compatible con el resto de ingredientes utilizados en la elaboración de panes y galletas. Asimismo, la textura y el sabor fueron altamente valorados por consumidores potenciales. Con todo ello, los expertos buscaban desarrollar alimentos funcionales que aportaran un valor añadido incluyendo esta materia prima. “Las microalgas son un colorante natural y un alimento nutricional que se encuentra en el Top Ten de muchos productos. La idea de sustituir un porcentaje de harina por estos ingredientes marinos con el fin de hacerlos más competitivos en el mercado y que además de nutrir ofrezcan un beneficio extra para la salud como reducir el colesterol, entre otros beneficios”, explica a la Fundación Descubre Francisco Gabriel Acién, investigador de la Universidad de Almería y uno de los autores de este trabajo. Otro de los indicadores evaluados por los expertos fue el contenido fenólico in vitro de estos alimentos que contenían microalgas. El objetivo era evaluar si estos compuestos influyen en la calidad, aceptabilidad y estabilidad de los panes y galletas, ya que actúan como colorantes, antioxidantes y proporcionan sabor.

Tomás Lafarga, uno de los autores del estudio, realizando pruebas en el laboratorio
Tomás Lafarga, uno de los autores del estudio, realizando pruebas en el laboratorio

Una vez determinada la concentración óptima de cada microalga, los expertos analizaron diversas características del pan y la galleta: color, volumen, textura, dureza, firmeza, actividad del agua -parámetro que mide la cantidad de agua libre para el crecimiento de microorganismos y el riesgo de aparición de bacterias-, medición de contenidos fenólicos y capacidad antioxidante. Para ello, extrajeron pequeñas trazas y midieron su bioaccesibilidad, es decir,  la cantidad del compuesto concreto que se libera del alimento tras la digestión y está disponible para ser absorbido. “Tras extraer estos componentes de los panes y galletas, obtuvimos que su capacidad antioxidante mejoró notablemente después de la incorporación de estas dos nuevas especies de algas. También aumentó la cantidad de sustancias bioaccesibles, es decir, lo que pasa a la sangre, y la capacidad antioxidante”, comenta Tomás Lafarga, investigador del IRTA y coautor de este estudio.

Pan bajo en harinas y rico en algas

Para obtener la biomasa de estas algas, los investigadores trabajaron con semillas procedentes del Banco Nacional de microalgas de Canarias. Para su producción, emplearon reactores tubulares, unos tubos de metacritaleto que permiten el paso de la luz para que realicen la fotosíntesis. “Con este sistema cerrado, podemos producir biomasa de muy alta calidad y completamente limpia”, asegura Acién. Una vez que disponían de la biomasa de ambas algas, los expertos fueron probando qué niveles de sustitución de harina eran los óptimos para que el pan y las galletas ofrecieran unas características alimentarias óptimas. “El problema de las microalgas es su potente sabor y por ello había que calcular la cantidad apropiada para que no alterara mucho el sentido del gusto. Otro factor importante que tuvimos en cuenta fue la tonalidad. En Europa no estamos acostumbrados a verlos de color rojos, verdes, azules, pese a que su sabor sea apetecible”, advierte Lafarga. 

Gabriel Acien, investigador de la Universidad de Almería y coautor del estudio

En una primera fase, sustituyeron hasta 10 gramos de harina por microalgas, pero el resultado no tuvo aceptación. Bajaron a 5 gramos y la apariencia agradaba pero el gusto no. Así sucesivamente, hasta que finalmente, verificaron que añadiendo un 1 gramo de microalga en lugar de harina, la aceptación fue mayor. Finalmente, en panes la cantidad de harina que sustituyeron por fue de un 1% en el caso de Nannochloropsis y un 2% para Tetraselmis. En el caso de las crakers saladas el porcentaje alcanzó el 2,5%. En ambos casos, los expertos observaron que el contenido fenólico total de las galletas aumentó en los productos que contienen microalgas frente a los del grupo control y lo mismo sucedió con la cantidad de polifenoles bioaccesibles después de una digestión gastrointestinal simulada. “Apenas hay diferencia, exceptuando un color más oscuro y más verde del tradicional. En cambio, la incorporación de estos nuevos alimentos si proporciona un mayor contenido fenólico y una mayor capacidad antioxidante introduciendo ambas algas, lo que los convierte en un alimento más completo”, apunta Acién.

Catas de pan a ciegas

Para comprobar que los estudios preliminares de sustitución de harina por microalgas tenían aceptación, los expertos decidieron realizar catas a ciegas. Para ello, adultos de entre 25 y 40 años probaron los panes y galletas con diferentes porcentajes en su composición en una cata con luz natural y otra a oscuras con el objetivo de comprobar si el color afecta a la decisión final de consumo. “La evaluación sensorial mostró que los que estaban enriquecidos con microalgas fueron más competitivos frente a los del grupo control. Además, otra ventaja de sustituir estos alimentos marinos por harina es la reducción de gluten en el producto final”, recuerda el investigador del IRTA.

Este trabajo de investigación ha contado con financiación del proyecto europeo ‘Sabana’, liderado por la Universidad de Almería, y con fondos de la Fundación Cajamar.

Referencias:

Tomás Lafarga; Erika Mayre; Gemma Echeverria; Inmaculada Viñas; Silvia Villaró, Francisco Gabriel Acién-Fernández; Massimo Castellari , Ingrid Aguiló-Aguayo: ‘Potential of the microalgae Nannochloropsis and Tetraselmis for being used as innovative ingredients in baked goods’. LWT – Food Science and Technology. 2019.

 

 

La agricultura americana redescubre los cultivos de cobertura y el poder del ‘abono verde’ para avanzar hacia una agricultura más sostenible

Cultivo de mostaza en flor

Scott Elliott, Servicio de Investigación Agrícola en Investigación y Ciencia
Un cultivo de cobertura de mostaza como el que se muestra arriba puede ser introducido en el suelo como “abono verde” para actuar como un fumigante natural para malezas y enfermedades. (Foto del ARS por Peggy Greb)

Los agricultores a lo largo de la historia han aprovechado el crecimiento de las plantas fuera de temporada para mejorar los cultivos del próximo año. Estas plantas, llamadas cultivos de cobertura, son beneficiosas de muchas maneras, incluida la protección contra la infestación de malezas y la erosión del suelo, así como para alimentar a los animales de granja. Algunos agricultores usan cultivos de cobertura en sistemas de labranza cero. Sin embargo, cuando los cultivos de cobertura se incorporan al suelo, se convierten en un mantillo que mejora la fertilidad, lo que algunos llaman “abono verde”.

Con la práctica, los agricultores comenzaron a cultivar varias plantas simultáneamente para que las fortalezas de cada una pudieran ayudar a las demás. Por ejemplo, los nativos americanos cultivaron las “Tres Hermanas”: maíz, frijoles y calabaza. Cuando se cultivaban juntos, el maíz proporcionaba tallos para que treparan las vides de frijol y las grandes hojas de las plantas de calabaza proporcionaban sombra para ayudar a retener la humedad del suelo y prevenir las malas hierbas.

A pesar de los beneficios de los cultivos de cobertura, los cambios en la agricultura en la década de 1950 condujeron a nuevas prácticas agrícolas, incluido el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y herbicidas. Sin embargo, en un caso de “lo que es viejo es nuevo otra vez,” cultivos de cobertura están haciendo una reaparición, y el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están encontrando 21 st maneras siglo para mejorar la vieja práctica.

Jerry Hatfield , fisiólogo supervisor de plantas y director de laboratorio del Laboratorio Nacional de Agricultura y Medio Ambiente del ARS en Ames, IA, dijo: “El resurgimiento de los cultivos de cobertura se debe a que los productores descubrieron la necesidad de diversidad en las rotaciones de cultivos, una fuente adicional de carbono para alimentar a los microbios para mejorar su suelo y reducir la erosión ”. Él y su equipo han observado en los campos que el suelo aumenta en materia orgánica, disponibilidad de agua y disponibilidad de nutrientes. Estos cambios hacen que el suelo sea más resistente a las variaciones climáticas.

Los cultivos de cobertura y la forma en que se emplean varían mucho según la región y la especialidad agrícola. Los productores lecheros de Pensilvania, por ejemplo, han utilizado el ryegrass anual como cultivo de cobertura invernal. Ahora, los investigadores de la Unidad de Investigación de Manejo de Cuencas y Sistemas de Pasto (PSWMRU) de ARS en University Park, PA, están fomentando nuevos cultivos y procesos de cobertura.

“Mezclas de especies de plantas – ‘cócteles’ de cultivos de cobertura que proporcionan fijación de nitrógeno y otros beneficios – y equipos innovadores permiten a los agricultores plantar el cultivo de cobertura durante la temporada de cultivo de maíz, lo que conduce a un crecimiento vigoroso del cultivo de cobertura tan pronto como se cosecha el maíz “, Dijo Curtis Dell , investigador científico del suelo en PSWMRU.

En el Medio Oeste y las Llanuras Altas, la investigación de cultivos de cobertura también aborda problemas más allá del mantenimiento del suelo. “La producción de forraje, la vida silvestre y el hábitat de los polinizadores, la mitigación de la salinidad y la retención de nutrientes son usos comunes de los cultivos de cobertura en nuestra región”, dijo Mark A. Liebig , científico investigador del suelo en el Laboratorio de Investigación de las Grandes Llanuras del Norte de ARS en Mandan, Dakota del Norte.

Con los muchos beneficios que pueden ofrecer los cultivos de cobertura, esta práctica agrícola eterna puede ayudar a los agricultores de hoy a prepararse mejor para alimentar a las poblaciones futuras.

CONTRATOS AGRARIOS: Más seguridad y garantías para el agricultor con la cláusula de mediación y arbitraje impulsada por la Junta de CYL

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha estado presente esta mañana en Valladolid en la reunión en la que se ha puesto en marcha la cláusula de mediación y arbitraje impulsada por la Junta de Castilla y León.

Al finalizar el encuentro, la directora general de la Cadena Alimentaria, Gema Marcos, que también ha asistido al acto, ha explicado a los medios la importancia del acuerdo aludiendo a “que la introducción de la cláusula de arbitraje y mediación en los contratos agrarios servirá  indudablemente para que los agentes que forman la cadena alimentaria, productores, transformadores y distribuidores, dispongan de un instrumento que dote de mayor seguridad en sus relaciones comerciales”. Además ha añadido, “facilitará y resolverá de una manera ágil los posibles conflictos que puedan surgir entre las partes implicadas sin tener que llegar a un proceso judicial largo y complicado”

Se trata  un instrumento más que se facilita, en este caso desde la dirección general de la Cadena Alimentaria, para que el equilibrio y la estabilidad sean lo más adecuados  posibles entre todos  los agentes implicados en el mercado.

Formación

El siguiente paso es que a lo largo de este primer trimestre del 2020 comience a impartirse un curso para formar profesionalmente a árbitros y mediadores en los contratos agrarios. Ese curso hará hincapié en la especialización en derecho agrario y en otros sectores conflictivos en cuanto a precios se refiere como pueden ser el lácteo o la patata.

Una vez realizada la formación, los agentes de la Cadena Alimentaria podrán acceder de manera sencilla a la relación de árbitros y mediadores a través de la página web de la Junta. A raíz de ahí podrán contactar con cualquiera de ellos, que serán en todo caso los que decidirán cómo van a mediar o arbitrar su conflicto en el caso de que exista.

Al mismo tiempo, se irá dando difusión de los diferentes contratos, con la cláusula incluida, desde la propia Junta de Castila y León y desde otros colectivos como por ejemplo: colegios profesionales de abogados, secciones que forman la Junta de arbitraje y mediación, cooperativas, organizaciones profesionales agrarias, etc.

Desarrollo reglamentario

El desarrollo reglamentario sobre la Junta de Arbitraje y Mediación que hace el Decreto 47/2018 de 31 de octubre, concibe a ésta como un Órgano Vinculado a la Consejería al que se atribuyen funciones de propuesta relacionadas con la práctica del arbitraje y de la mediación en los contratos agrarios.

El Decreto 47/2018 de 31 de Octubre, se promulgó como consecuencia de lo establecido en la Ley 1/2014 de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León. Concretamente su capítulo IV: “arbitraje y mediación en la cadena alimentaria” consagra en su artículo 170 los principios de actuación administrativa respecto a estas fórmulas de resolución de litigios que puedan surgir entre los agentes de la cadena de valor agroalimentaria vinculados por un contrato agrario. Y en su artículo 171 proyecta la creación de una Junta de Arbitraje y Mediación para los contratos agrarios, que ha de convertirse en el punto de apoyo para que la Administración pueda desarrollar de forma eficaz las funciones que la Ley Agraria le atribuye.

Aunque el arbitraje y la mediación están regulados mediante leyes estatales, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León y más concretamente su Dirección General de la Cadena Alimentaria, puede ofrecer un buen servicio a las partes implicadas propiciando su uso de forma habitual y colaborando e impulsando en la especialización del arbitraje y la mediación en los ámbitos agrario y agroalimentario, sectores en continua adaptación a las nuevas condiciones de mercado y que deben adaptarse a métodos de producción compatibles y comprometidos con el medio ambiente.

Estructura de la Junta de Arbitraje y Mediación

Presidente: Defensor de la Cadena Alimentaria (Jefe de Servicio de la D.G. de la Cadena Alimentaria

Secretario

Sección de arbitraje: representante de la Asociación para el Fomento del Arbitraje en Castilla y León y representante de la Corte de arbitraje de Valladolid.

Sección de mediación: representante de las delegaciones de la Asociación Española de Mediación en Castilla y León y representante del Instituto de Mediación de Valladolid o de la Cámara Oficial de Comercio Industria y Servicios de Valladolid

Funciones de las secciones de Arbitraje y Mediación

Participar en el asesoramiento a los profesionales del sector agrario sobre el uso del arbitraje y la mediación como medio de solución de controversias.

Proponer a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural las cláusulas de arbitraje y mediación que puedan introducirse en los contratos.

Participar en la formación especializada de contratos agrarios de los árbitros y mediadores pertenecientes a las asociaciones e instituciones que formen parte de cada sección.

Facilitar a las personas interesadas la relación de árbitros y mediadores

El proyecto LIFE NIRVANA desarrollará una tecnología para reducir la contaminación por nitratos de los acuíferos

*Este proyecto de investigación europeo, cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea, desarrollará y validará una tecnología innovadora, efectiva y sostenible para reducir la concentración de nitrato en las aguas subterráneas.

*Cetaqua Andalucía liderará esta iniciativa, que contará con la participación de Aguas de Murcia y Aquatec (SUEZ España).

Los acuíferos albergan un tercio del agua dulce del planeta. En Europa, las aguas subterráneas son la principal fuente de agua dulce para gran parte de la población. Sin embargo, la mayor parte de los acuíferos en esta región están en mal estado debido a que tienen una alta concentración de nitratos. Esto impide utilizar este recurso para determinados usos, tales como el consumo humano. Actualmente existen diferentes soluciones para hacer frente a esta situación. Sin embargo, estas técnicas tienen un gran impacto ambiental, ya que consumen mucha energía y generan una gran cantidad de residuos.

En este contexto, recientemente ha dado comienzo el proyecto LIFE NIRVANA, liderado por Cetaqua Andalucía. Esta iniciativa, en la que también participan Aguas de Murcia y Aquatec (SUEZ España), desarrollará y validará a nivel piloto una tecnología innovadora y efectiva para la biorremediación in-situ de las aguas subterráneas, lo que permitirá reducir la concentración de nitratos presentes en los acuíferos de forma sostenible. Además, se establecerá un modelo de negocio y un plan de replicación para aplicar esta nueva metodología en otros acuíferos de Europa.

En concreto, la tecnología desarrollada en el marco del proyecto reducirá la concentración de nitratos en el entorno del piloto, ubicado en el pozo de Zarandona, a un valor por debajo de 30mg/l, notablemente inferior al máximo permitido por ley para consumo humano, 50 mg/l. Por otro lado, el hecho de que esta técnica se aplique in-situ reducirá las emisiones de CO2 y el coste energético de esta actividad, así como su coste económico frente a otras técnicas. Del mismo modo, no generará residuos, a diferencia de las soluciones actuales.

El pasado 23 de octubre tuvo lugar la reunión de lanzamiento en Murcia. Los socios del proyecto se reunieron para poner en común los principales retos de esta iniciativa, así como los de la remediación de las aguas subterráneas, en un claro compromiso por la preservación de la calidad de este recurso.

LIFE NIRVANA es el primer proyecto LIFE que liderará Cetaqua Andalucía, fundación creada en 2014 por Hidralia, la Universidad de Málaga (UMA) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Este modelo de colaboración público-privada que fue creado para garantizar la sostenibilidad y eficiencia del ciclo del agua, considerando las necesidades territoriales, se ha consolidado como una referencia en la aplicación del conocimiento académico al agua y al medio ambiente, creando productos y servicios que benefician a la sociedad.

Contacto:

Damián Sánchez: dsanchezga@cetaqua.com

Project Manager de LIFE NIRVANA en Cetaqua Andalucía

El precio medio de las tierra agrícolas en España sube el 1,3% en 2018, aunque se dispara un +5,6% el de los viñedos

El precio medio de la tierra para uso agrario en España ha aumentado 126 €/ha, desde los 10.082 €/ha en 2017, hasta los 10.209 €/ha en 2018. El precio medio asciende en 13 de las 21 tipologías de cultivos y aprovechamientos consideradas y conduce a una evolución positiva en los cultivos (+1,5%), siendo ligeramente negativa en los aprovechamientos (-0,4%).

El índice general experimenta un mayor ascenso en términos nominales (+3,3%) que en reales (+2,5%), debido al deflactor implícito del Producto Interior Bruto (PIB) (+0,8 %).

De todas formas, detrás de esas cifras medias hay precios muy diferentes, según se trate de parcelas de secano o de regadío, y sean suelos desnudos o estén ocupados por algún cultivo permanente o por instalaciones especializadas, como se puede comprobar en el cuadro que se adjunta al final de la noticia. Como datos a destacar, los precios más caros son los que se pagan por una hectáreas dedicada a las hortalizas de invernadero con las instalaciones, que llega a los 173.942 euros, aunque sufre una caída importante respecto al precio de 2017. En el caso de los cultivos herbáceos anuales, la hectárea se paga a 7.081 euros en secano y a 17.370 euros en regadío. En los frutales la diferencia es aún mayor, y mientras una hectárea en secano se paga a 8.866 euros, en regadío la media se sitúa en 38.256. Y en el viñedo, el precio en secano es de 14.413 euros en secano y de 22.897 euros en regadío.

Para establecer estos precios se toma como dato de referencia la transacciones realizadas en cada comarca o municipio, que es recopilada por los servicios territoriales correspondientes de las diferentes comunidades autónomas, que serán procesados por los servicios provinciales de Estadística y por los servicios centrales de cada Gobierno regional, desde donde se remiten al Ministerio paraque elabora los datos medios de ámbito nacional.

Resultados por clase de tierra

En variación de precios, destacan el incremento en el precio de suelo dedicado a: Viñedo (+5,6%) y Olivar (+2,1%). Si bien los cultivos herbáceos registran un incremento moderado (+1,4%), suponen el 48,8% de la superficie agrícola útil y participan de forma decisiva en el precio medio de la tierra. La ligera variación en los precios de los aprovechamientos (-0,4%) hace que tenga escasa repercusión en el precio medio final de la tierra.

El precio de los cultivos de secano asciende el 1,9 %, sube en 5 de sus 8 clases, entre las cuales resalta tanto la uva para vinificación (+6,3%) como los frutales de clima subtropical (+4,4%), y la aceituna para almazara (+2,5%), destacándose esta última por su alta repercusión en el precio medio (0,4 %) ya que su ponderación es el 7,03 % de la superficie agrícola útil. El moderado ascenso de los cultivos herbáceos de secano (+93 €/ha) repercute el 0,4 % al suponer el 42,63 % de la superficie agrícola útil. Los cultivos de regadío experimentan un ascenso del 0,9 %, sube en 8 de sus 12 clases, pero su repercusión en el precio medio (0,3 %) es menor que la repercusión de los de secano (1,0 %) ya que la superficie de los cultivos de regadío supone el solo 12,48 % de la superficie agrícola útil. Cabe destacar los aumentos de precio en las tierras de: cultivos herbáceos (+1,6%), frutales de clima subtropical (+2,5 %), uva para mesa y pasas (+3,0%), uva de vinificación (+4,4%) y aceituna de almazara (+1,7%).

La Rioja es donde más suben

El precio medio aumenta en 11 de las 17 Comunidades Autónomas, las cuales recogen el 72% de la superficie objeto de análisis. En este sentido, merecen especial atención los incrementos de La Rioja (+9,2%, Galicia (+4,1 %), Aragón (3,0 %), Andalucía (2,5 %) y Extremadura (+2,3%). Se producen descensos en Asturias, Madrid, Cataluña, Castilla la Mancha y Comunidad Valenciana. En términos de repercusión, las que contribuyen con más intensidad en el aumento de 1,3 puntos del precio medio en España son: Andalucía (1,0 %), Castilla y León (0,2 %), Aragón (0,2 %) y Galicia (0,2 %). El análisis por Comunidades Autónomas de la evolución de los precios se recoge en el Cuadro 3, en el que se ordenan las CC.AA. de mayor a menor superficie agrícola útil.

La evolución de los tipos de cultivo por regiones

Las 5 tipologías seleccionadas (de las 21 presentadas) en este epígrafe suponen el 91,1% de la superficie agrícola útil total. Y las CCAA seleccionadas dentro de cada una de ellas suponen al menos el 80% de la superficie agrícola útil para cada tipología. Se observa el siguiente comportamiento en las Comunidades Autónomas más significativas dentro de cada categoría:

Cultivos herbáceos de secano más barbecho: Las 4 Comunidades con mayor peso en este tipo cultivo son: Castilla y León (31,5%), Castilla La Mancha (24,9%), Andalucía (12,7%) y Aragón (12,1 %). Exceptuando Castilla La Mancha, en el resto de Comunidades se producen aumentos de los precios, destacando el +4,4 % en Andalucía y el +4,0 % en Aragón.

Cultivos herbáceos de regadío: Las 5 Comunidades con más importancia en esta tipología son: Castilla y León (29,0 %), Aragón (20,7 %), Andalucía (14,4 %), Castilla La Mancha (13,0 %), y Cataluña (8,1 %). El precio sube en todas ellas, destacando Andalucía (+4,5%).

Uva de vinificación de secano: Las 6 Comunidades con más importancia en esta tipología son: Castilla La Mancha (47,8%), Extremadura (9,1%), Cataluña (8,5%), C. Valenciana (6,6 %), Castilla y León (6,5 %), y La Rioja (5,0%). Exceptuando Cataluña y Comunidad Valenciana, el precio sube en el resto de Comunidades, destacando Castilla La Mancha (+13,3), La Rioja (+11,6%) y Extremadura (+5,0%).

Aceituna de almazara de secano: Las 3 Comunidades con más peso en este cultivo son: Andalucía (61,5%), Castilla La Mancha (17,3 %), Extremadura (9,0 %). Excepto Castilla La Mancha, sube el precio en las dos restantes, destacando Andalucía con +3,1%.

Aprovechamientos (prados y praderas permanentes y otras superficies para pastos): Las 6 Comunidades con más importancia en esta tipología son: Castilla y León (24,0%), Extremadura (19,7%), Andalucía (14,9 %), Castilla la Mancha (8,4 %), Aragón (8,1%) y Galicia (5,7%). Excepto Castilla La Mancha, el precio sube en el resto de Comunidades. Destacando Aragón (+11,2%), Galicia (+5,6%) y Extremadura (+3,1%).

“La transformación digital reducirá la brecha rural y beneficiará a los jóvenes que apuesten por la agricultura y el entorno rural”

DANIEL MARTÍNEZ /CEO – Cefetra Ibérica

LA AGRICULTURA DIGITAL.- ¿En qué se diferencian los términos ‘transformación digital’ y ‘digitalización’?

DANIEL MARTÍNEZ.- Muchas veces utilizamos estas palabras como sinónimos cuando no son exactamente lo mismo. Cuando hablamos de transformación digital, hablamos de mentalidad, de perseguir incorporar distintos elementos -no solo tecnológicos- para incrementar exponencialmente la eficiencia. Digitalizar significa adoptar una tecnología, registrar y archivar datos de una manera mucho más eficiente, pero eso por sí solo no es suficiente. Necesitamos concienciar a las personas, a los emprendedores, a los agricultores, para que realmente busquen aunar tecnología, organización, comunicación, conocimiento. Y crear una red global en la que se comparta todo esto, para buscar maximizar el impacto que adoptar distintas soluciones tecnológicas aporta.

L.A.D.- ¿Qué impacto va a tener la transformación digital del comercio de materias primas agrícolas sobre el sector productor en su conjunto?

D.M.- La transformación digital del comercio conllevará una mayor transparencia. Se eliminarán algunos canales de intermediación y se facilitará el acceso directo a los consumidores. Gracias a ello, tendremos  más opciones de que nuestro producto se valore más y mejor, porque accederemos a mejores precios de la mano de un cliente consumidor. Aun así, para la mayoría de productos, seguirá siendo necesaria una logística apropiada y eso es una oportunidad para los operadores que deberán especializarse y orientarse en mayor medida a la prestación de esos servicios.

Para hablar de agricultura y de la transformación digital del sector y sus ventajas necesitaríamos mucho más tiempo. Pero en definitiva, la aplicación de las distintas tecnologías que llamamos digitales (principalmente las basadas en el análisis de datos históricos, la predicción de los futuros, y –en definitiva- la prescripción de soluciones), no es que sea simplemente una opción más, es que es una vía fundamental para sobrevivir en un futuro, con unos mercados cada vez más exigentes y competitivos y donde la sostenibilidad primará.

L.A.D.- ¿Este cambio tan sustancial en la forma de operar en el mercado puede provocar un reajuste de los márgenes comerciales, debido a que podría expulsar de la cadena de valor a los intermediarios menos eficientes?

D.M.- En general, en todos los órdenes de la naturaleza, lo que es menos eficiente tiende a desaparecer.

L.A.D.- La creación de una gran industria de servicios con base tecnológica alrededor de la actividad agraria, ¿Puede ser la solución al relevo generacional tan necesario en el campo y que por el momento no parece asegurado?

D.M.- Sin ninguna duda, aunque tiene que ser abundada e impulsada con otras acciones, entre ellas el apoyo de la administración con la aplicación de las políticas necesarias para promocionar su utilización.

Es fundamental la generalización de la conectividad: un Internet de calidad que nos permita acceder a los múltiples servicios digitales. Según los datos del Ministerio de Economía y Empresa, en el acceso a las 100 megas sigue existiendo una importante brecha: solo llega al 38% de las zonas rurales frente al 80% en las urbanas.

No hay que olvidar que estamos hablando de innovación, de comercio, de entretenimiento, de educación… La transformación digital reducirá sin duda la brecha rural y beneficiará a las nuevas generaciones que apuesten por la actividad agraria y el entorno rural.

L.A.D.- La facilidad con la que ya se pueden obtener e interpretar multitud de datos e información vinculada a los distintos cultivos, maquinaria, estructuras… y su rápido desarrollo en los próximos años, ¿Puede deparar cambios drásticos en el día a día de los agricultores? ¿Están preparados para manejar y sobre todo aprovechar todo este flujo de información?

D.M.- Los agricultores, en general, son grandes profesionales que siempre han ido adaptándose a las nuevas tecnologías. Por tanto, estoy seguro de que lo harán con esta “revolución digital”. Pero, para ello, hay que decidirse, hay que probar. Las nuevas tecnologías no pueden verse simplemente como un coste más, sino como una oportunidad para mejorar la eficiencia, la rentabilidad; y su adopción y aplicación serán una vía clave para la supervivencia en el sector. Por supuesto los demás actores de la cadena agroalimentaria debemos jugar un papel de catalizador, en otras palabras: debemos ayudar a que los agricultores vean las enormes ventajas que les trae la digitalización.

L.A.D.- ¿Qué es la plataforma Sembralia y qué servicios ofrece al agricultor?

D.M.- Sembralia es precisamente una plataforma que pretende impulsar la adopción de nuevas tecnologías, principalmente basadas en la gestión de datos (como los mapas de fertilidad TalkingFields, o los servicios de recomendación de riego, Variable Rain). Sembralia es una plataforma abierta, pensada para incorporar muchas otras soluciones tecnológicas que utilicen datos para la agricultura. Nuestro objetivo es ser un buen camino para implantar nuevas tecnologías en un gran número de explotaciones.

Para ello, trabajamos en tres grandes áreas: la innovación, la formación y el fomento del comercio electrónico (no solo hacia la comercialización, sino que incluimos la posibilidad de que los agricultores puedan acceder a una amplia y competitiva gama de suministros e insumos agrícolas).

GPS: Sistemas de posicionamiento en agricultura, principios básicos y aplicación para mejorar los rendimientos

Figura 1. El sistema GPS permite geolocalizar un receptor a partir de las señales procedentes de al menos 4 satélites (Fotografía: NASA, Public Domain).

Adolfo Moya González. Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas. Universidad Politécnica de Madrid (UPM)

Una visión histórica

Los sistemas globales de navegación por satélite (GNSS) tienen su origen en el proyecto GPS de los EEUU, por lo que en muchos casos se emplean ambos términos de forma indistinta.

El proyecto GPS se puso en marcha por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en el año 1973, con una flota inicial de 24 satélites. En un primer momento se planteó su uso exclusivamente para fines militares, aunque hechos como la tragedia del vuelo 007 de las líneas aéreas Surcoreanas, que equivocó su ruta invadiendo el espacio aéreo Ruso y siendo derribado al ser confundido con un avión espía, motivaron la autorización para el uso civil en la década de los 80.

La constelación GPS cuenta en la actualidad con 31 satélites activos procedentes de diversas generaciones, estando ya los satélites lanzados en las primeras generaciones fuera de servicio.

Principios de la tecnología

El sistema GPS emplea un mínimo de cuatro señales de satélite para determinar una posición en un sistema de coordenadas cuyo centro es el centro de la tierra, empleando tres señales para el cálculo de coordenadas y al menos otra más para la corrección de las desviaciones en la hora de los satélites). La posición calculada es posteriormente traducida en latitud, longitud y altitud sobre el nivel del mar empleando un modelo elipsoidal de la tierra.

Figura 2. Satélite de la generación GPS II-A que no llegó a ponerse en órbita y que se exhibe en el Museo Aeroespacial de San Diego.

Paralelamente al sistema GPS de los EEUU, otras entidades han programado la puesta en servicio de sus propias constelaciones de satélites, este es el caso de GLONASS de Rusia, completamente operativa con cobertura mundial; Galileo de la Unión Europea y países asociados que comenzó operaciones en 2016, y tiene previsto el despliegue completo (24 satélites operativos y 6 en reserva) para 2020; o Beidu, la constelación China con cobertura mundial prevista para el año 2020.

Sistemas para la corrección de la señal

El envío de la señal de corrección se puede llevar a cabo por distintos medios, uno de ellos es el envío de esta señal hacia satélites geoestacionarios que cubren una cierta región y que a su vez reenvían la señal de corrección a los receptores en tierra. En Europa, este servicio de señal de corrección se denomina EGNOS, operativo desde 2009 y cuenta con una red de estaciones en tierra más tres satélites geoestacionarios.

Figura 3. Mapa de la red de estaciones de tierra de EGNOS para la verificación de la integridad y precisión de las señales y el cálculo y envío de la señal de corrección (Fuente: Ikonact. Dominio público).

 

Figura 4. Una antena RTK montada sobre un trípode en el borde de una parcela transmite vía radio la señal a la antena del tractor constantemente de forma que la precisión relativa alcanzada es muy elevada (Fuente: https://www.deere.com/en/technology-products/precision-ag-technology/guidance/rtk-radio-900/)

El sistema RTK o de corrección cinemática en tiempo real se basa en el mismo principio, en el cual se instala una antena fija, generalmente en el borde de una parcela, que calcula constantemente su posición e informa a los receptores móviles en los alrededores. Debido a la cercanía de esta antena, la precisión obtenida en cuanto a la posición relativa (con respecto a la antena) es muy elevada.

Soluciones de mercado para sistemas de navegación por satélite

Como hemos visto existe un rango muy amplio de soluciones para la corrección de la señal GPS en función de la aplicación a realizar. La precisión de los dispositivos receptores y la posibilidad de empleo de señales de corrección hacen cada vez más factible adecuar la precisión a la aplicación a realizar, y este es un aspecto clave en la incorporación de las tecnologías para la Agricultura de Precisión. La precisión de la señal deberá estar adecuada al tractor empleado, el sistema de guiado disponible y los aperos utilizados para sacar el máximo partido posible a las tecnologías ligadas a la agricultura de precisión.

La adopción de sistemas enfocados a la agricultura de precisión pasa necesariamente en un primer momento por la adopción de un sistema de guiado, desde los más básicos sistemas de indicadores que permiten al tractorista corregir la trayectoria, pasando por sistemas de guiado implementados en el volante hasta sistemas integrados en el circuito de dirección de fábrica o montados a posteriori. La capacidad y funcionalidad del sistema de guiado elegido marcará el uso que se le dé, en cantidad y calidad y con ello la capacidad de sacar todo el partido a un sistema de posicionamiento de mayor precisión.

Figura 5. Sistema de dirección eléctrica AES-35 de Topcon. (https://www.topconpositioning.com/es/agricultura/sistemas-de-guiado#panel-solution-products)

Otro aspecto importante son los aperos de los que dispongamos, ya que deberían estar proporcionados al tractor, sistema de posicionamiento y de guiado empleado para obtener todo el potencial del conjunto, de poco nos servirá una barra de pulverización con un control de secciones muy preciso si nuestro tractor no dispone de un sistema de posicionamiento y guiado que nos permita hacer uso de ello… Este aspecto es extensible no sólo a los aperos, sino a todas las fuentes de información que hoy en día están a disposición para obtener el máximo rendimiento en las explotaciones agrícolas y que comprenden tanto la adquisición y de datos como las actuaciones llevadas a cabo sobre el terreno. Un caso paradigmático es la elaboración de mapas de datos (de suelo, de vegetación, de humedad, de rendimientos…) y tras ellos la elaboración de mapas de prescripción (de siembra, de abonado, de pulverización, de riego…). La precisión de los equipos empleados tanto en la adquisición de datos como en la actuación deberá estar proporcionada, de lo contrario tendremos un cuello de botella que nos permitirá trabajar a nivel de la fase menos precisa. Por lo tanto la selección de un servicio de posicionamiento deberá ser estudiada cuidadosamente para que se ajuste a todo el sistema de producción de la explotación.

Figura 6. Algunos fabricantes como John Deere ofrecen sus productos para AP, incluyendo correcciones de señal y sistemas de guiado en función del nivel de implementación de soluciones de AP en sus clientes (https://www.deere.com/en/technology-products/precision-ag-technology/).

Afortunadamente los proveedores de sistemas de posicionamiento para la agricultura de precisión proporcionan en sus catálogos orientaciones sobre las soluciones más adecuadas en función de los trabajos a realizar. Será nuestra labor informarnos de qué productos ofrecen y cuales se ajustan mejor a las necesidades de nuestras explotaciones.

Figura 7. Oferta de señales de corrección de Trimble (https://positioningservices.trimble.com/industries/agriculture/).

Para saber más de los sistemas de posicionamiento

https://www.esa.int/Our_Activities/Navigation/Galileo_and_EGNOS (consultada agosto 2019)

http://www.gps.gov/technical/ps/2008-SPS-performance-standard.pdf (consultada agosto 2019)

Resumen del trabajo del mismo autor publicado en el nº 277 de la revista Tierras Agricultura, en la sección ‘La Agricultura Digital’

El sector cerealista trabaja para conseguir ‘los supercereales’ que permitan enfrentarse al cambio climático y mejorar su rentabilidad y sostenibilidad

VI CONGRESO SOBRE ‘EL FUTURO DE LOS CEREALES EN CASTILLA Y LEÓN’

AGROPAL y TIERRAS congregan a 400 personas en Palencia para analizar el futuro de la producción y los mercados del cereal

 

* El cambio climático y las nuevas tecnologías de precisión, con siembra y fertilización variables, van a propiciar un cambio acelerado del modelo de producción de los cereales en secano en menos de una década

* El Consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, inauguró la jornada haciendo público su compromiso de incrementar un 40% el volumen de negocio de las cooperativas de la región

* Expertos de primer nivel aportaron su punto vista sobre aspectos tan destacados para el cultivo de cereal como son la semilla, el abonado, la investigación en sanidad vegetal o la dinámica del mercado internacional de materias primas

 

La localidad palentina de Magaz de Pisuerga ha sido el escenario un año más de la celebración de la jornada sobre ‘El Futuro del Cereal en Castilla y León’. El evento, organizado por sexto año consecutivo por la revista TIERRAS y la cooperativa AGROPAL, ha registrado un éxito de participación al congregar a 400 personas entre agricultores y técnicos del sector.

La jornada sirvió para valorar la importancia que tiene el uso de la semilla de calidad a la hora de obtener una cosecha abundante y rentable, destacando los muchos avances que se están consiguiendo en la selección de nuevas variedades que ayuden a enfrentarse al endurecimiento de las condiciones de producción que plantea el cambio climático. El sector, apuntaron varios intervinientes, necesita cambiar los ciclos de siembra y recolección con variedades más precoces, necesita ser más eficiente y sostenible con variedades que aprovechen mejor los fertilizantes y los recursos del suelo, y necesita reducir la aportación de agroquímicos con variedades que sean más productivas y resistentes.

La inauguración de la jornada contó con la presencia de las autoridades locales, el presidente de AGROPAL, Cipriano Rodríguez,  y el Consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, quien aludió durante su intervención a la importancia de los cereales como pilar de la agricultura en la región, y a la necesidad de potenciar el papel de las cooperativas agrarias de la región, mediante el desarrollo durante la actual legislatura del Plan Estratégico del Cooperativismo 2019-2023. Este plan contempla, entre otros objetivos, aumentar el volumen de negocio de las cooperativas un 40%. Otra medida anunciada por el Consejero fue el apoyo “directo” a las Entidades Asociativas Prioritarias de la Comunidad, a sus socios y a las Organizaciones de Productores.

LA SEMILLA ES LA CLAVE

Tras el acto inaugural se procedió a abordar el primero de los bloques que componían el programa de contenidos, centrado en la semilla como factor clave en la productividad del cultivo de cereales. Una primera intervención a cargo del responsable del departamento de cultivos de AGROPAL, Carlos Colmenares, fue la encargada de iniciar la jornada. El técnico de  la cooperativa y director del Centro de Alto Rendimiento de Semilla Certificada de AGROPAL, indicó que actualmente el uso de semilla certificada se sitúa en el 20% y 35% en Castilla y León y España, respectivamente. Una cifra que “debe seguir creciendo” en los próximos años y llegar a los porcentajes cercanos al 40% que se registran en países como Francia y Alemania. Colmenares insistió una vez más en la escasa diferencia de coste de la semilla certificada frente a la de reempleo, un coste que “compensa” por la mayor producción y calidad de cosecha que se obtiene.

A continuación intervino Ventura González, secretario de UPA Joven en Castilla y León, quien defendió la utilización de semilla certificada para hacer frente a problemas como la merma de productividad de los suelos en la región, la presión de plagas y enfermedades o el cambio climático. González señaló que en la actualidad es necesario producir 3,5 t/ha para ser rentables “sin ayudas PAC”, un umbral que “difícilmente se podrá alcanzar sin una semilla de calidad”. El representante de ANOVE y Grano Sostenible concluyó su presentación abogando por la defensa de la investigación en el sector obtentor de semilla y por la eficiencia en el cultivo de cereal con el fin de “producir más con menos” recursos.

UN VUELCO A LA FERTILIZACIÓN: MENOS COSTES Y MÁS SOSTENIBILIDAD

El segundo bloque de la jornada estuvo centrado en los nuevos escenarios de la fertilización del cereal. Para analizar este aspecto, se contó con varios expertos de algunas de las principales empresas del sector, comenzando por el director del Departamento Técnico de ICL Specialty Fertilizers, Lorenzo Elorduy. Con más de 25 años de experiencia en el sector primario, Elorduy comenzó su charla recordando la nueva normativa que regula el sector de los fertilizantes en Europa y de cómo va a influir en los productos disponibles en el mercado. En este sentido, una de las claves es elegir el fertilizante “más adecuado a nuestras necesidades” para alinear la decisión del agricultor con los objetivos de sostenibilidad que promulga la norma recién publicada. El responsable de ICL Specialty Fertilizers destacó las tecnologías RESIN y POLY de sus fertilizantes de liberación controlada como una herramienta “altamente eficaz para evitar las pérdidas de N por volatilidad”.

Seguidamente fue el turno para la Senior Agronomist de la empresa YARA Iberia: Mónica Sánchez puso el acento en la “efectividad” de los fertilizantes perlados que fabrica esta compañía. En concreto, describió los resultados de los ensayos comparativos entre el fertilizante YaraMila ACTYVA y el abono convencional. En estos ensayos se apreció un incremento de más del 20% en producción a favor del primero, un “fertilizante complejo de alto contenido en nitrógeno en el que  todos los nutrientes se encuentran en igual proporción en cada perla o gránulo, asegurando de esta manera una aportación homogénea de los mismos”. Estas pruebas han sido llevadas a cabo de forma “rigurosa” por centros de investigación en España y son la media de 11 ensayos realizados durante más de 15 años. Sánchez también resaltó la importancia del asesoramiento técnico que prestan cooperativas como AGROPAL, al definir este servicio como “imprescindible” para fertilizar de una forma eficiente y sostenible.

La tercera intervención de este bloque corrió a cargo del responsable agronómico de FERTIBERIA en la zona noroeste, José Ángel Cortijo. En su ponencia recordó a los asistentes la gratuidad de los análisis de suelo hechos a través de su empresa, una política que se viene aplicando desde hace 40 años. Destacó los ensayos en campo que FERTIBERIA mantiene en colaboración con instituciones públicas como la Junta de Castilla y León y con empresas privadas como el Grupo SIRO. En la última parte de su charla, Cortijo explicó con detalle las características del abono SulfActive, un complejo NPK con Calcio, Magnesio y Azufre. Este fertilizante ha sido puesto a prueba en distintos ensayos de campo en las campañas de 2018 y 2019 en los que, por un lado, ha demostrado su “mayor capacidad productiva”, pero sobre todo su “mejor calidad” en cuanto a que consigue un “mayor peso específico” del grano. Se trata de un fertilizante que “se distingue por su forma de actuar al ser una sal triple y sirve como alternativa de mayor calidad, solubilidad y pureza al clásico NSA 26 de FERTIBERIA, un producto ya de por sí imbatible dentro de los nitrogenados”.

Para terminar este bloque subió al escenario Vicente Bodas, director agronómico de la empresa AGRISAT con sede en Albacete. Bodas articuló su discurso en torno a las posibilidades que bridan actualmente las imágenes captadas por los satélites y cuya información está disponible “para todo el mundo”. A este respecto Bodas señaló que para su aprovechamiento en el trabajo agrícola es necesaria una interpretación de esas imágenes con la finalidad de que sirvan como base para la elaboración de mapas de prescripción. El responsable de AGRISAT constató que este uso se puede aplicar a la tarea de la fertilización mediante la aplicación del abono a dosis variable. Para poder echar más o menos fertilizante en las partes de la parcela que hayamos seleccionado previamente, lo más adecuado es disponer de una abonadora de dosis variable aunque, con la incorporación de un GPS, es posible hacer este tipo de aplicación con una abonadora convencional. Vicente Bodas no obstante se mostró convencido de que este tipo de máquinas que trabajan a dosis variable serán “las más utilizadas” en el campo dentro de pocos años.

PLANTAS MÁS RESISTENTES Y MENOS AGROQUÍMICOS

El tercer bloque dedicado a la investigación y la sanidad vegetal del cultivo contó con la participación, en primer lugar, del responsable para EMEA de la empresa PlantResponse™, Francisco Javier García. El desarrollo de nuevas soluciones para el sector agrícola en materia de nutrición y control sanitario de las plantas, son las principales líneas de trabajo de esta empresa pionera en España y que desde hace años también desarrolla su actividad en Estados Unidos. García subrayó la necesidad de acometer “cambios profundos” en la agricultura actual ante la transformación que para él están sufriendo la sociedad, el marco regulatorio, el clima y la tecnificación de la propia agricultura. Para PlantResponse™ el objetivo del trabajo que desempeñan en estos momentos es “trasladar” parte de toda su tecnología puntera en cultivos hortícolas a otro tipo de producciones relacionadas con los cultivos herbáceos, entre los que se encuentran los cereales de invierno y el maíz. La reducción en las dosis de agroquímicos que se aplican y la mitigación del estrés abiótico que pueden sufrir estas plantas, son dos de los principales retos para PlantResponse™.

Por su parte, Irache Garnica, técnico de la empresa pública INTIA, adscrita al Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, desgranó las diferentes estrategias a seguir en la lucha contra las malas hierbas en el cultivo de cereales. Después de presentar brevemente el proyecto RustWatch que pretende poner en marcha un sistema de alerta temprana implicando a todos los grupos de interés para mejorar la preparación y la resistencia a las nuevas enfermedades de la roya en trigo, García insistió en la conveniencia de practicar la gestión integrada de plagas como método para evitar que aparezcan nuevas resistencias motivadas por el abuso de herbicidas y del monocultivo, principalmente. Asimismo dio algunas pistas sobre otras prácticas a seguir, tales como la siega en caso de una infestación severa de adventicias, la rotación o el barbecho, el empleo de labores profundas o volteo y las falsas siembras estivales con objeto de que las semillas de malas hierbas purguen para que puedan ser eliminadas fácilmente con un pase de glifosato antes de la sementera. En todo caso y a modo de resumen, la limpieza de las parcelas mediante la incorporación de nuevos cultivos y estrategias de manejo “diferentes”, fueron las medidas más recomendadas por la técnico del INTIA de Navarra.

TENSA CALMA EN EL MERCADO DEL CEREAL

Finalmente, las miradas se centraron en el mercado de materias primas con la charla de Mercedes Ruiz, directora de la empresa AESTIVUM con sede en Barcelona y experta en análisis de mercado. La situación actual invita a la “prudencia” debido a que existen varios factores que podrían dar un giro a la tendencia actual en el corto plazo, como es el caso del intercambio de aranceles entre China y Estados Unidos, la resolución del Brexit, la fluctuación en el precio de los fletes o un eventual cierre de posiciones cortas por parte de los fondos de inversión que invierten en el sector, entre otros. Por el momento los precios del trigo, la cebada y el maíz se mantienen en niveles “intermedios o bajos” a la espera de acontecimientos futuros. En definitiva, una tendencia lateralizada a nivel general que para Mercedes Ruiz podría moverse “ligeramente al alza” en los próximos meses en función del comportamiento de los factores comentados anteriormente.

Este último bloque de mercado estuvo conducido por el director de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Antonio Catón, y concluyó con la ponencia de Juan Carlos Bermejo, gerente de Alcamancha y representante nacional de las cooperativas en este sector. En su presentación enumeró los principales retos y oportunidades para estas entidades en España, entre las que destacaron la posibilidad de que las cooperativas españolas emulen a sus homólogas europeas y adquieran peso en la cadena de valor del cereal mediante la adquisición o participación en empresas harineras, fábricas de piensos o incluso en la investigación asociada a las semillas, como en el caso de la cooperativa francesa Euralis. Bermejo además insistió en “fidelizar” aún más a los socios de las cooperativas y de que éstas pongan los medios para hacerse cargo de aquellas explotaciones en las que el titular se jubile y no cuente con un relevo familiar. Otro de los retos que enumeró fue el de lograr una mayor “profesionalización de los consejos rectores, de los equipos comerciales y de los directivos de las cooperativas en España”.

CENTRO DE ALTO RENDIMIENTO DE SEMILLAS DE AGROPAL

Una vez finalizada la jornada, y tras la comida en la que se degustaron productos de AGROPAL, la organización ofreció a los asistentes una visita guiada al Centro de Alto Rendimiento de Selección de Semilla Certificada de AGROPAL. A esta visita acudieron 65 personas que pudieron comprobar in situ un nuevo concepto de producción y manejo de semilla certificada, con procesos “más simples, con menos gastos, más rendimiento, menos trabajo, más comodidad y por tanto mayores beneficios para los socios”. AGROPAL facilita en este centro las tareas del agricultor, suministrando la semilla a granel y eliminado el esfuerzo físico necesario para el manejo de los sacos, “facilitando la semilla requerida en el momento en que se necesita con las máximas garantías de calidad y pureza varietal”.

El centro cuenta con la última tecnología europea en equipos, incluida la más innovadora selección óptica. Esta seleccionadora óptica de alta capacidad es capaz de diferenciar los granos por color y forma mediante una cámara de alta velocidad, de tal manera que las semillas que tengan diferente color debido a enfermedades o bien sean de otra variedad, especie, rotura física o diferente forma o tamaño serán separadas y descartadas. De este modo se puede ofrecer una semilla con las máximas garantías de calidad y pureza varietal.

El Centro de Alto Rendimiento de Semilla Certificada está situado en Magaz de Pisuerga y ocupa una superficie de 2.700 m2 donde se ubican las instalaciones de procesado, 5.000 m2 de almacenes y 1.900 m2 de urbanizaciones y accesos.